test

El papa Francisco aboga por diálogo en Venezuela en su primera visita a Colombia

Publicado: 07 Septiembre 2017

El papa Francisco pidió diálogo en la convulsa Venezuela al iniciar el miércoles su visita a Colombia, en la que hablará de paz y reconciliación desde un país que busca extinguir el único conflicto armado del continente.

Francisco está de vuelta en América Latina para ayudar a Colombia a seguir “adelante en su camino de paz”, según expresó a los periodistas que lo acompañaron en el avión.

El jefe del Vaticano, quien apoyó sin vacilaciones el acuerdo que condujo al desarme y transformación en partido político de las rebeldes FARC después de medio siglo de conflicto, arribó a las 16H10 GMT (21H10 GMT) al aeropuerto de Bogotá, donde fue recibido por el presidente Juan Manuel Santos.

Camino a Colombia, donde permanecerá hasta el domingo, el pontífice argentino pidió una “oración para que pueda haber diálogo con todos” en Venezuela, y le envió un telegrama al presidente Nicolás Maduro en el que abogó por la “solidaridad, justicia y concordia”.

Jerarcas de la Iglesia católica en Venezuela se reunirán con el papa el jueves durante un encuentro con el Consejo Episcopal Latinoamericano en Bogotá. El Vaticano ha apoyado los intentos de diálogo entre Maduro y la oposición.

Cientos de venezolanos que han migrado a Colombia a causa de la crisis son esperados en la primera misa que oficiará Francisco este jueves en la ciudad.

“Todo lo que pueda hacer el papa es bienvenido y debe ser bien visto. Él no es el responsable (de la situación), son otros”, señaló a la AFP María Ramírez, una venezolana de 50 años que llegó a Bogotá hace dos años huyendo de la inseguridad y la escasez de productos en su país.

Desde cuatro puntos de Colombia, el papa Francisco le hablará al mundo, y en especial al continente americano, de perdón y reconciliación, servicio sacerdotal, medioambiente y dignidad y derechos humanos.

El papa oficiará cuatro misas multitudinarias en las que se espera clame por los más necesitados en uno de los países de América Latina con mayor brecha entre ricos y pobres.

En Villavicencio, beatificará a dos sacerdotes católicos asesinados durante diferentes momentos del conflicto, antes de presidir una oración por la reconciliación nacional con las víctimas de la violencia, exguerrilleros y militares.

Para la misa se llevó el crucifijo de la iglesia donde ocurrió la masacre de Bojayá, en la región de Chocó, donde murieron en 2002 un centenar de civiles que se habían refugiado en ese templo durante los enfrentamientos entre las FARC y grupos paramilitares.

Francisco aprovechará su visita a Villavicencio para lanzar un llamado a favor de la preservación y la protección de la Amazonía.

Volver

Comentarios