test

Sanando a la comunidad

Publicado: 24 Octubre 2017

Muchas veces las personas me preguntan, ¿por qué hago lo que hago? Cada vez que me preguntan esto, recuerdo esta ilustración.

Un día una mujer decidió cocinar una pieza de jamón con la famosa receta de la abuela. El secreto según ella consistía en cortar un buen trozo del final del jamón y dejarlo fuera de la cacerola sin cocinarlo. Ese día una amiga le pregunto ¿por qué haces ese corte tan extraño al jamón? La mujer contesto: No sé, así me lo enseño mi mamá. Ella intrigada tomo su teléfono y llamó a su mamá y le hizo la misma pregunta que su amiga le había hecho. La mamá respondió de igual manera: Que no sabía, porque tenía que cortarse ese trozo del jamón. Entonces tanto la madre como su hija se pusieron de acuerdo para visitar a la abuela y preguntarle directamente a ella, la razón de esa tradición tan extraña. Ya en casa de la abuela, nieta e hija le preguntaron acerca de su famosa receta del jamón y su corte secreto. Mamá ¿por qué cuando preparas ese sabroso jamón le cortas la orilla y la dejas sin cocinar? ¿Es acaso ese el secreto de por qué te quede tan rico? La abuela comenzó a reírse y les dijo a ambas: ¡No! nada tiene que ver con el corte. Lo que pasa es que mi cacerola es muy chica y la pieza de jamón no cabe completamente en ella. Es por ese motivo que tengo que cortar el extremo del jamón.

¿Por qué hacemos lo que hacemos? La gente a veces responde: ¡No sé! Creo que es una pregunta muy importante y que merece una respuesta sincera. El rey Salomón dijo, “Hay camino que al hombre le parece derecho; pero su fin es camino de muerte” (Proverbios 14:12). A usted evaluado en algún momento ¿por qué hace lo que hace?

Como cristianos debemos estar seguros que lo que hacemos en cualquier área de nuestras vidas es aprobado por Dios. La mejor manera para descubrir esto es leyendo ¿qué dice la Biblia acerca de ese tema? En algún momento de su ministerio, Jesús dijo que un ciego puede seguir a otro ciego. El único problema es que ambos caerán en el mismo pozo (Mateo 15:14). Ambas personas seguirán teniendo el mismo problema. Muchas veces la gente corta el final del jamón por generaciones, pero en realidad no saben ¿por qué lo hacen? ¿Cuál es su historia? ¿Por qué piensa lo que piensa? ¿Por qué actúa de la manera que actúa? ¡Qué Dios lo bendiga en su búsqueda!

Si tiene preguntas o comentarios, escriba a [email protected] o al P. O. Box 23067, New Orleans, LA 70183-0067.

Volver

Comentarios