test

Sanando a la comunidad

Publicado: 12 Septiembre 2018

La amistad es uno de los tesoros más valiosos que está vida terrenal nos ofrece. La mayoría de las personas cultivan una amistad superficial por dos motivos. Primero, está amistad no requiere mucho esfuerzo personal y segundo, la persona no tiene que involucrarse emocionalmente. Por lo tanto, no habrá desilusiones y ser lastimado emocionalmente. Pero, ¿qué acerca de una amistad profunda? ¿Es posible encontrar está amistad? ¿Qué beneficios hay en está amistad verdadera?

Ninguna amistad profunda es perfecta, pues todos en algún momento nos equivocamos. Tener al lado un amigo de verdad, requiere un compromiso de ambas partes, inversión de tiempo y energía. En una amistad verdadera no hay lugar para el egoísmo. Ambas partes siempre buscan lo mejor y son recompensados. Salomón dijo, “Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante” (Eclesiastés 4:9-10). Una amistad verdadera se ve en los momentos buenos y difíciles. “En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia” (Proverbios 17:17). Cada amigo debe ser siempre fiel en todo momento. Una amistad verdadera siempre crece antes, durante y después de los momentos malos. “El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; y amigo hay más unido que un hermano” (Proverbios 18:24).

Toda amistad verdadera requiere que se actúe y se hable con la verdad. Los verdaderos amigos son transparentes y por lo tanto, siempre dirán la verdad con amor. Su verdad ayudará a ver las faltas, aunque pueda doler. Su intención siempre es bien de su amigo. Por eso es que “fieles son las heridas del amigo,...” (Proverbios 27:6).

Tres sugerencias para tener una amistad sana: el primero es TRANSPARENCIA. Debemos ser sinceros con nosotros mismos y con nuestros amigos. Asimismo tenemos que animar a nuestros amigos a que ellos sean sinceros con ellos mismos y con nosotros. En la transparencia no hay lugar para ningún tipo de egoísmo, pero si hay mucho lugar para el amor. El segundo es GRATITUD. Debemos expresar cuanto apreciamos el tenerlos por amigos. Ser siempre agradecidos cuando nos ayudan, cualquiera sea la ayuda. Escuchar palabras de ánimo, gratitud y amor siempre es de mucho valor. El último es TIEMPO. Desarrollar una amistad verdadera requiere tiempo. ¡Está no se construye en unos meses! Debemos estar dispuestos a compartir tiempo junto. Ese tiempo nos dará la oportunidad para comunicar nuestros deseos, sueños, opiniones y hacer preguntas para descubrir cuáles son los sueños, ambiciones e ideas de nuestros amigos o amigas.

Si quieres ser el mejor amigo que una persona pueda tener, te animo a que mires cuidadosamente la vida del Señor Jesús. Pues Él, ¡es el amigo perfecto! “Nadie tiene mayor amor que este que uno ponga su vida por sus amigos” (Juan 15:13).

Si tiene preguntas o comentarios, escriba a [email protected] o al P. O. Box 23067, New Orleans, LA 70183-0067.

Volver

Comentarios