test

Sanando a la comunidad

Publicado: 26 Noviembre 2018 | Visto 84 veces

Esta semana millones de personas estarán celebrando el Día de Acción de Gracias en este país. Millones tartas y pavos horneados estarán sobre las mesas. Para muchos este día les ofrece la oportunidad de tener una reunión familiar. Pasar tiempo con sus seres queridos que no han visto tal vez por muchos meses o años. Recibir con alegría a un nuevo miembro de la familia o recordar a un ser amado que no puede estar con ellos. Para otros será la oportunidad de comer y tomar en abundancia. Pero para un grupo de personas será un momento de reconocer lo bendecido que realmente son.

Las Sagradas Escrituras nos enseñan “Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús” (1 Tesalonicenses 5:18). Está porción de la Biblia nos instruye a que seamos hombres y mujeres agradecidos en todo. Obviamente, esta actitud de agradecimiento debe ser genuina. Recuerde las palabras del Apóstol Pablo, “No os engañéis; Dios no puede ser burlado” (Gálatas 6:7). Por lo tanto, no es algo que simplemente expresamos con nuestros labios, sino que es algo que realmente vemos y creemos en lo más profundo de nuestros corazones. Para poder lograr esto, es de suma importancia que reflexionemos acerca de nuestra propia vida. Debemos buscar en lo más profundo y darnos cuenta de cuán bendecido somos.

Seguramente, usted siempre tiene algo para hacer, ya sea el trabajo, la familia, las actividades de la escuela, la iglesia, el hogar o actividades recreativas. Vivimos en un tiempo donde la mayoría de la gente siempre anda apurada. El hecho de estar siempre ocupados nos desafía a que tengamos que crear un tiempo para reflexionar. Por favor tome algunos minutos para responderse estas preguntas. Alguna vez ha pensado usted, ¿por qué ha tenido la bendición de nacer en este país y no en otro? O ¿por qué tiene usted la bendición de estar en este país mientras que otros no pueden? Uno de cada cinco niños en este país pasa hambre. ¿Es su niño uno de ellos? Uno de cada seis personas es pobre en este país. ¿Es usted uno de ellos? El 3.6 % de las personas en este país tiene dificultades para poder vestirse o bañarse solos. ¿Es usted uno de ellos? El 13 % de las personas tienen problemas para caminar o subir escaleras. ¿Es usted una de ellas? Un 4.6 % de las personas son ciegas o con gran dificultades para ver, incluso usando sus anteojos. ¿Es usted una de ellas? ¿Tiene usted a sus padres con vida? ¿Tiene usted un trabajo que suple las necesidades básicas? ¿Puede usted tomar decisiones diarias? ¿Tiene usted alguna enfermedad terminante? ¿Tiene usted a sus hijos saludables? ¿Puede usted todavía mover sus manos?

La lista de preguntas podría seguir y seguir. Reflexionar nos da la posibilidad de descubrir y apreciar lo bendecidos que somos diariamente. Salomón dijo, “Todos los días del afligido son difíciles; más el de corazón contento tiene un banquete continuo” (Proverbios 15:15). Lo animo, a que no deje de descubrir y celebrar cada día lo bendecido que usted es. Cada día es un día de Acción de Gracias.

Si tiene preguntas o comentarios, escriba a [email protected] o al P. O. Box 23067, New Orleans, LA 70183-0067.

Volver

Comentarios