test

España quiere sede del mundial 2030

Publicado: 13 Septiembre 2018

La larga, ya casi eterna, pretensión española de albergar una fase final de un gran torneo, ya sea la Eurocopa 2028 o el Mundial 2030, vuelve a entrar en escena y a empezar a cobrar cuerpo, según pudo confirmar Efe este miércoles al término de la reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el presidente de FIFA, Gianni Infantino y el presidente de la RFEF, Luis Rubiales.

El reto de España de volver a acoger una gran competición se coló este miércoles en la reunión en Moncloa, cuya cita que se fraguó el pasado 24 de agosto con la asistencia del presidente del Gobierno a la final del Mundial femenino sub’20 en Vannes (Francia), donde España cayó ante Japón (1-3), y la que asistió también Infantino.

Pedro Sánchez, Infantino y Rubiales quedaron en encontrarse y fue este miércoles en el Palacio de la Moncloa cuando tuvieron un encuentro calificado por los participantes de ‘cordial’.

En el mismo, aparte de repasar la actualidad futbolística, como la implantación del VAR en la Liga española, el buen partido de España ante Croacia y su goleada por 6-0, la futura Ley del deporte y otras cuestiones, se le planteó la posibilidad de que España pueda aspirar a ser sede de la Eurocopa 2028 o el Mundial 2030.

Y es que después de la decepción que supuso ver rechazada por la UEFA en Aquisgrán (Alemania) su candidatura para organizar la Eurocopa 2004 concedida a Portugal de forma inesperada y luego por la FIFA en 2010 para el Mundial de 2018, de manera conjunta con el país luso, la RFEF que desde mayo encabeza Rubiales sopesa de nuevo optar a ser anfitrión con el visto bueno del responsable de la Federación internacional.

Con la próxima Eurocopa dentro de dos años distribuida por distintas ciudades entre las que está Bilbao para celebrar el 60 aniversario de la competición, y Alemania y Turquía a la espera del veredicto que la UEFA emitirá el día 27 sobre el organizador de 2024, la cita de 2028 se situó en el horizonte de la RFEF.

El fútbol español dispone de infraestructuras para ello y también de experiencia como organizador, aunque sea en fechas lejanas. España albergó la fase final de la Eurocopa de 1964 que conquistó -participaron tan solo cuatro países- y también el Mundial de 1982, diez años antes de que Barcelona acogiera los Juegos Olímpicos, hasta ahora los únicos.

Su peso en el plano deportivo también podría ser un activo después de conquistar dos Eurocopas de forma consecutiva, en 2008 y 2012, coronado con el título Mundial de Sudáfrica 2010.

Volver

Comentarios