test

El orgullo croata tumba a una España sin portero

Publicado: 16 Noviembre 2018 | Visto 101 veces

El orgullo de una Croacia luchadora y agresiva tumbó a España en Zagreb y la dejó rezando en casa por un empate en Wembley en la última jornada que le de el pase a la fase final de la Liga de las Naciones que no se ganó en el campo, condicionada por tres errores individuales, dos graves de David de Gea.

El todo o nada representaba un examen a la madurez de la España de Luis Enrique. Su inmaculado camino se torció cuando menos esperaba, frente a Inglaterra en Sevilla, víctima de graves errores y una mitad de total desconexión que costó cara.

Provocó jugarse todo en casa de la subcampeona del mundo, una Croacia herida por seis goles que fueron puñales a un grupo exhausto tras el éxito mundialista.

Si algo marca el fútbol croata es el orgullo, por encima incluso de la calidad de futbolistas como Modric o Rakitic, que ponen el sentido a su juego. Para sacar algo positivo, España tendría que bajar al barro en el otro fútbol y ahí nunca fue experta.

Su intención fue salir por la posesión para frenar el ímpetu local, pero la presión anuló su centro del campo y la verticalidad del rival generó sufrimiento.

Volver

Comentarios