test

Palabras de la Editora

Publicado: 19 Diciembre 2017

La situación económica, política y social de Honduras que no ha sido ni es la mejor de los últimos años, había sido manejable hasta que el actual presidente de los hondureños Juan Orlando Hernández, en un acto autoritario decidió reformar la constitución de este país para poder re-elegirse como presidente.

Soy apolítica pero cada cuatro años cumplo con el deber de todo ciudadano de votar. Soy apolítica pero creo en la democracia, la libertad y la justicia, que solo se consigue a través de buenos gobernantes. Soy apolítica porque estoy en contra de la violencia que engendra el apasionamiento en las masas cuando las corrientes políticas no logran su propósito. Soy apolítica porque no soporto a los dictadores que después de lograr la aprobación del pueblo se dan vuelta en lo parejo y se olvidan de los que los llevaron al poder. Soy apolítica pero no indiferente ni irreverente a la triste realidad que está viviendo mi país

Lo que está pasando en Honduras es inaceptable. Después de dos gobiernos nacionalistas el pueblo hondureño no ha podido ver la luz del día. Ni Pepe Lobo, ni Juan Orlando Hernández pudieron detener la ola delictiva que se desato en el país, el narcotráfico, la inseguridad, el desempleo, la falta de oportunidades, la corrupción, ninguno de los dos gobiernos nacionalistas pudo mejorar las condiciones de vida del ciudadano hondureño, como pretende el actual gobierno que después de ocho años con la misma ideología política que en nada ayudo al país, el pueblo siga como si nada.

El futuro para Honduras es incierto, a pesar de las denuncias de fraude electoral, de la sublevación del pueblo, y de los intentos por asustar al gigante, el gobierno actual parece estar dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias para perpetuarse en el poder por los próximos cuatro años. Como piensa gobernar Juan Orlando Hernández en un país donde el pueblo – pueblo no lo reconoce como su presidente. Qué clase de Honduras va a gobernar si el pueblo se rehúsa a obedecer las reglas del que consideran un dictador.

Que navidad van a pasar nuestro niños en Honduras, que feliz navidad van a pasar nuestros compatriotas en la tierra que nos vio nacer, si escasean aun mas los productos de la canasta básica, si los precios del combustible se fueron por las nubes, si caminar por las calles ya no es seguro, y las luces de navidad de los arbolitos lo más seguro es que no se enciendan en todos los hogares. Desde aquí, lejos de mi país con la única herramienta que tengo que es la pluma, les escribo para que sepan que nuestras oraciones y apoyo están con nuestra gente y con nuestro país. Que Dios proteja a Honduras ¡

Volver

Comentarios