test

UN SIMPLE TRUEQUE... GENERAL... Mi pluma por su fusil

Publicado: 10 Enero 2018

Présteme su fusil, General y Yo le prestare mi pluma, présteme sus batallones de hondureños inconscientes y Yo los transformare en obreros, estudiantes y campesinos, en gente de provecho, en personas creadoras y nobles, que refundaran el país. Présteme los edificios de los cuarteles y serán centros de estudio, escuelas, universidades donde el pueblo sea el dueño del saber, el dueño de su propio destino, y no centros que por ahora son transformadores de la conciencia, donde cada soldado es deformado con el lema de que el civil es su enemigo y hay que matarle cuando protesta o gasearle cuando grita. Le ofrezco mi pluma, a cambio de eso, y Yo me comprometo a enseñarle a leer y después a escribir, y, estoy seguro que Usted General dormirá tranquilo sin pesadillas, caminara con la frente en alto, sin cien guaruras ni carros blindados, solo, saludando a sus hermanos.

Dígame el concepto que Usted tiene de Patria y Yo se lo devolveré, aclarándole que Patria es justicia social, es respeto a la vida, es derecho a la salud, es libertad, democracia, derecho a la educación gratuita, al trabajo digno, a una sociedad que viva sin miedo, temor y terror, como el implantado en estos días por sus subalternos, van más de 40 asesinados, y quien sabe cuántos más?.

Présteme su fusil General y Yo le prestó mi pluma. Para mi seria un cambio sencillo de un inmenso valor e importancia, porque mi pluma redentora no destila sangre ni deshonor como los machaqueros en su mayoría golpistas de junio del 2009, afiliados al CPH. En cambio para Usted General, de las mil batallas empotrado en lujosos sillones tallados, en maderas preciosas como la caoba , el San Juan y la Teca de lo que fueron nuestros bosques seria algo imposible porque de su flamante charretera penden estrellas salpicadas de luto reciente, por quemar una llanta, por blandir una bandera, por entonar un himno o cantar un son que repiten multitudes.

Es un simple cambio, un fusil por una pluma, donde Yo podría dejar de escribir y Usted podría darle a Honduras una nueva esperanza, darle al pueblo en vez de lagrimas producidas por bombas lacrimógenas lanzadas por sus subalternos, darle una sonrisa, o un ramillete de flores nacionales como la orquídea, cambiar la vida miserable por viandas de maíz, arroz y frijoles limpios de gorgojos importados desde Pakistán, por productos sembrados por nuestros campesinos del Bajo Aguan.

Pongo a su disposición mi pluma, General ¡!!

Volver

Comentarios