test

Bombardean a Siria Mientras Niegan el Acceso a los Sirios que Buscan Refugio

Publicado: 24 Abril 2018

El 14 de abril, los Estados Unidos en colaboración con las fuerzas británicas y francesas bombardearon tres sitios estratégicos en Siria, en respuesta a supuestos ataques del presidente sirio, Bashar al-Assad, usando armas químicas contra su gente en la ciudad de Douma. Esto sucedió una semana después de que el presidente Donald Trump enviara un tweet dando a entender que quería retirar por completo la presencia militar de Estados Unidos de Siria. En abril del año pasado, E.E.U.U. llevó a cabo ataques similares contra Siria por el mismo supuesto uso de armas químicas por parte de Assad contra el pueblo sirio en la ciudad de Khan Sheikhoun, zona controlada por los rebeldes. En ambos casos, Trump se saltó el Congreso al no solicitar autorización para realizar ninguno de los dos ataques, lo que los convierte en inconstitucionales. Pero a pesar de ambos ataques, poco ha cambiado en Siria, la política extranjera de este país o la postura de este gobierno sobre el programa de reasentamiento de refugiados.

En los Estados Unidos, los Departamentos de Seguridad Nacional y de Servicios Estatales, de Salud y Humanos trabajan juntos para administrar el Programa de Reasentamiento. Las solicitudes para refugio las envían las Naciones Unidas y las embajadas de los Estados Unidos y siguen este proceso:
Según el Departamento de Estado, Oficina de Población, Refugiados y Migración, solo 11 refugiados sirios han sido admitidos en este país entre el 1 de octubre de 2017 y el 28 de febrero de 2018, lo que representa solo el 0.08% de todos los refugiados admitidos durante este período. Por lo tanto, el ataque de Estados Unidos a Siria para enseñar a Assad a no atacar a su propia gente es un enfoque paternalista que no resuelve la crisis que enfrenta el pueblo sirio, es como enseñarle a un niño a no golpear mientras se le golpea. Al mismo tiempo, la imposición de controles de seguridad adicionales a individuos y familias que huyen de la violencia y la persecución de 10 naciones con mayoría musulmana, incluida Siria, y Corea del Norte, después de que se levantara la prohibición impuesta por la administración de Trump, solo agrega cargas innecesarias a un proceso que ya investiga exhaustivamente a las personas que buscan refugio en este país. El enfoque de Estados Unidos hacia Siria es hipócrita e ineficaz. Si esta administración está realmente interesada en ayudar y ser útil, deberían expandir significativamente las cuotas de refugiados para admitir a más de aquellos que buscan refugio. La diplomacia también sería una herramienta mucho más efectiva que el bombardeo.

Volver

Comentarios