test

Hagamos un Canje Señor Presidente El Muro por una reforma migratoria integral??

Publicado: 18 Enero 2019 | Visto 352 veces

El 15 de enero del 2019 cumplí 23 años de vivir en los Estados Unidos. Entre por Miami y a los pocos meses me mude a New Orleans, ciudad que ha sido mi hogar todos estos años. El inglés todavía me da problemas, pero me defiendo y muy bien sobre todo cuando estoy enojada, bueno así dice mi hija Yolanda que acaba de cumplir 21 años.

Los primeros dos años trabaje, maneje, compre, tuve un accidente de tráfico y dos hijos. El estatus migratorio no me impidió salir adelante y aunque sentí un poco de temor al principio jamás tuve insomnio por pensar que la migra llegaría a mi casa.

En 1998 cuando su generoso país señor presidente Trump le otorga al mío, Honduras, el alivio del Estatus de Protección Temporal (TPS) para los hondureños radicados en Estados Unidos a raíz de la devastación que provoco el Huracán Mitch, fui una de los 70,000 hondureños o quizá más que aplicaron al beneficio migratorio.

Que respiro tan grande señor Presidente. Su país me dio un número de seguro social, un permiso de trabajo, una licencia de conducir, la oportunidad de comprar una casa, de abrir una empresa, de darle trabajo a sus ciudadanos americanos, pagar impuesto personales y de la empresa, y hasta viajar a mi país en casos especiales, por el hecho de tener el TPS. Pero Llego usted a la presidencia y acabo con el sueño de hondureños, salvadoreños, nicaragüenses y haitianos. Era más fácil legalizarnos a través de un ajuste de estatus después de casi 20 años de estar aquí, que dar por terminado el programa sin una salida honorable más que la de abandonar su país.

Fui testigo de la alegría con la que recibieron los padres de niños que llegaron siendo infantes a este país la noticia de El programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por su sigla en inglés). A los amparados con este beneficio que se calcula son más de 750.000 inmigrantes indocumentados se les otorgo permisos de trabajo temporales, licencias de conducir y un número de seguridad social, hacer impuestos y la posibilidad de vivir en la libertad que dan las leyes. Pero Llego usted a la presidencia y acabo con el sueño de miles de jóvenes y sus padres bajo el erróneo argumento que este esquema supone una amnistía para los inmigrantes indocumentados, y que gracias al programa obtienen empleos que podrían ser aprovechados por estadounidenses o inmigrantes con estatus. Se lo explique en el inicio de mi escrito presidente Trump, para trabajar y vivir en Estados Unidos realmente no se necesitan papeles. Al igual que los beneficiarios del TPS era más fácil legalizar a los beneficiaros de DACA con un ajuste de estatus, que orillarlos una vez más a las sombras.

Aclaremos los términos señor Presidente, Amnistía significa la eliminación de la responsabilidad penal de un delito. Los millones de inmigrantes que vivimos en los Estados Unidos no estamos solicitando Amnistía. Pedimos una Reforma Migratoria Integral que saque a los inmigrantes indocumentados de las sombras y les exija ajustarse a derecho, aprender inglés y pagar impuestos para obtener una senda a la naturalización”. Una medida justa para todos. Pero su obstinación por hacer América Grande de nuevo a través de la construcción de un muro no le está dejando ver claramente que su país se está viniendo abajo. Que la seguridad nacional empieza en casa, que una sociedad unida trabajara por el bien común, que la amenaza real no son los que podrían entrar en caravanas, sino los que se siente amenazados en el mismo país. Que los nativos de su país dejaron de ver a los inmigrantes con buenos ojos, que desde que usted llego al poder presidente Trump nos ven como invasores, criminales y otros desagradables calificativos que prefiero no repetir para no crear más resentimiento.

Estados unidos es más que un muro, su desenfrenado empeño por esta promesa de campaña lo llevo a cerrar el gobierno afectando a millones de estadounidenses a través de una desesperada medida de presión, mostrándole al mundo, a los enemigos de esta nación lo frágil que puede ser el país cuando no se cumple con un capricho que lejos de beneficiarnos nos ridiculiza a nivel internacional.

El muro que usted construya lo alcanzara una escalera de mas pies de altura, el muro que usted construya lo burlara un “Chapo moderno” aprendiz en el arte de cavar túneles, el muro que usted construya será la inversión más burda que se pueda hacer cuando hay tanta necesidad, el muro que usted construya será fácilmente derribado por un misil de cualquiera de nuestros enemigos si usted sigue bajando la guardia en materia nacional. El muro no detendrá las caravanas si ese es su nuevo temor.

Señor presidente, es tiempo de negociar...ahora más que nunca Estados unidos necesita una reforma migratoria integral, que proteja a los que estamos dentro, a los inmigrantes de Asia, África, Europa, Centro y Sur América. A los que llegamos hace varios años y hemos estado a la espera de una oportunidad. Llego el momento de practicar lo que hacían los antiguos pero a la buena. El muro por una reforma migratoria integral. Empiece con los de casa y le garantizo que sus presiones e insomnios por el muro se van a calmar. El Muro por una Reforma Migratoria Integral...

Volver

Comentarios