test

TERMINÓ EL SAINETE ENTRE BURROS Y ELEFANTES

Publicado: 24 Octubre 2016

Dice la opinión general que los pueblos se dan los gobiernos que merecen. Aunque no compartimos totalmente esa manera de pensar, con mucha validez, si analizamos la reciente contienda electoral, y tomando en cuenta los 321 millones de norteamericanos que habitamos en éste país de los cuales 160 son mujeres y 158 son hombres y que, gran porcentaje no concurren a las urnas por diferentes razones, unos por costumbre, mala por cierto, otros, con una mentalidad de hormiga, porque no tienen ni la menor idea el daño que se le causa A UNA NACIÓN TAN PODEROSA como esta. Al fin, sobre el pensar de los votantes o mejor dicho sobre las razones porque el norteamericano no vota, la que más fuerza tiene es que los dos partidos son iguales, y que para colmo los “ELEGIDOS” por la misericordia divina, no tienen ningún respeto para el ser humano. Las campaña electorales del 2016, son el presagio del tipo o la calidad de gobierno que podríamos tener, para los próximos años.

El caso insólito de un gamberro que se jacta como mérito personal, haber manoseado los
genitales de varias mujeres en plena campaña política, en este país y a esta altura de la vida, en pleno Siglo XXI, no merece ningún respeto porque donde no hay moral, no hay nada, y para un personaje de la calidad de DONALD TRUMP. Mucho menos.

Que la vida halla sometido a consideración, a dos personas que, por ganarse el voto popular en noviembre llegaron hasta lo más reprobable, el insulto, la mentira, la vulgaridad y se olvidaron de la nación, es algo insólito. Dejando a un lado temas de carácter nacional como la carrera armamentista de este país, superior al presupuesto de Rusia, China y Alemania juntas. El tema de la Paz, el tema de la guerra, el tema de la pobreza que tiene a millones de indigentes durmiendo en las calles, recogiendo limosna, el desempleo, ¿porque no traer los millones de dólares que se invierten en la creación de empleos en otros países?, el tema de la salud y la educación.

No es un secreto que EEUU sostiene y fortalece la economía de China, Hong Kong, Korea,
Taiwán, esos, son los temas que podrían discutirse a fondo, con argumentos, traer panelistas,
capaces a los debates que quieren ayudar a este país. Somos el país más rico con millones de
miserables en las calles. Por un lado tenemos grandes limitaciones para desarrollar programas de salud y economía, pero, acariciamos con elegancia la caja del tesoro nacional para hacer préstamos políticamente condicionados, a los enemigos.

Esa gran aberración que todos los gobiernos en este país, han cometido por años, y lo siguen haciendo, es lo que ha conducido a nuestra sociedad, a considerar y ver con seriedad la pérdida del liderazgo, en todos los campos.

Esos, son algunos temas que podrían haberse enfocado en los “DEBATES” como el que se llevó a cabo el 19 de Octubre, que fue para bendición del pueblo norteamericano el último, y se habrá terminado esa horrible pesadilla que a estas altura ya tiene atosigado al ciudadano común, que pensó ingenuamente que las novedades circenses habían llegado a su final. Y que, podría interpretarse como una señal de cambio, no por el hecho de haberse dado la lucha entre un hombre y una mujer, sino más bien, entre un payaso del Reality Show, para un público que se detiene en lo vanal, que camina tropezando y vive muerto y en una mujer profesional, con
méritos desde luego, pero que no representa ni representará jamás al pueblo norteamericano, que cree en el sistema democrático, o sea hay que decirlo que la verdadera personalidad política de la Señora Clinton, próxima Presidenta de este país, está comprometida con los intereses de Wall Street, con los grandes monopolios, con las grandes empresas armamentistas. Y desde luego esos intereses no son los mismos del pueblo norteamericano.

Expresado de otra manera, parece que en este país, no tiene importancia hablar con seriedad del presente y mucho menos de un futuro donde el precio del galón del agua potable podría llegar a costar lo que ahora vale el galón de gasolina, pero eso parece que a nadie le importa!. Por ahora, lo tóxico, lo irracional, lo estúpido, y lo mediocre es lo que prevalece, no hay ningún cambio, la democracia norteamericana seguirá su curso por miles de años, y los sainetes electoreros se seguirán realizando. El sistema seguirá siendo el mismo bueno a lo mejor podría darse algún cambio....en vez de elefantes contra burros, podrían ser burros contra elefantes. Por ahora, si existió algún momento chusco lo vamos a referir en el próximo sainete electorero.

Volver

Comentarios