test

El británico Michael Enright dejó Hollywood y ahora se integra al ejercito para luchar contra el Estado Islamico

Publicado: 12 Mayo 2015

"El ISIS es una abominación. Esto es un llamamiento a la humanidad, a todo el mundo, para que hagan lo que puedan, de la manera que puedan", declaró Enrigh por teléfono a The Daily Mail. "Ha llegado a un punto en el que quiero aniquilarlos sin contemplaciones, matarlos en cuanto los vea", añadió el británico, quien lleva dos meses integrado en las filas de las Unidades de Protección Popular (YPG), donde recibe entrenamiento militar.

Enright, nacido en Manchester, participó en filmes como Piratas del Caribe: El cofre de la muerte, Encuentro explosivo junto a Tom Cruise, y Papás a la fuerza, protagonizada por John Travolta y Robin Williams.

El actor, de 51 años, relató al tabloide que tomó la decisión en enero tras ver el video de la ejecución del piloto jordano Muaz al Kasaesbeh, quien fue encerrado en una jaula y quemado vivo por la formación yihadista.

"A todo eso se suma que había un integrante del Estado Islámico inglés -en referencia al terrorista 'Jihadi John'. Eso me tocó personalmente, de forma muy profunda", apuntó.

El actor no comentó sus planes ni a familiares ni a amigos para evitar que lo disuadieran de su propósito.

"Mi mayor arrepentimiento fue no ir a Afganistán tras el 11 de septiembre. Los videos de decapitaciones me provocaron los mismos sentimientos, y una sensación de que tenía un deber con EEUU. Me siento en deuda con el país, que me recibió con los brazos abiertos", aseguró Enright, que vive desde los 19 años en California.

En su cuenta en la red social Facebook ahora se describe como "un ex actor y atleta que al ver los agravios del grupo terrorista ISIS, se ha trasladado a Oriente Próximo para unirse personalmente a la batalla".

Allí compartió una copia de la carta que envió a su familia explicando su decisión. También relata cómo le impacto la decapitación de varios rehenes. En las fotos aparece luciendo su uniforme junto a varios de sus compañeros.

Volver

Comentarios