test

La paz se abre paso en Corea

Publicado: 19 Abril 2018 | Visto 474 veces

La península coreana cabalga sin bridas hacia la paz apenas cuatro meses después de que muchos alertaran de una guerra nuclear inminente.

Ningún observador sólido creyó aquellas amenazas de aniquilación masiva que se cruzaron Pyongyang y Washington pero eso no resta relevancia al giro.

Para las enciclopedias quedarán la reciente visita a Pyongyang del director de la CIA, Mike Pompeo, y las aproximaciones de ambas coreas para firmar el ansiado tratado de paz.

Bastó que Kim Jong-un aludiera al diálogo en el pasado discurso de Año Nuevo para que la región empezara a generar acontecimientos históricos a ritmo vertiginoso.

A la cumbre presidencial intercoreana del viernes 27 de abril no le faltaba cuajo para ser histórica: será la primera en más de una década y recupera el simbolismo de la “Sunshine policy”, un raro periodo de distensión a ambas lados del Paralelo 38 a principios de este milenio.

La revelación de que podría anunciarse un tratado de paz descarta que sólo se busque la foto. Ambas coreas permanecen en estado teórico de guerra desde que la confrontación acabara con un armisticio en 1953 y ni siquiera aquellos admirables presidentes surcoreanos liberales pudieron solucionarlo.

Ahora es Moon Jae-in, su heredero político, el que se ha propuesto enterrar el último fósil de la Guerra Fría. Lo reconoció un funcionario de la Casa Azul (la residencia presidencial surcoreana) subrayando las reservas: “No es algo que podamos hacer nosotros solos.

Serán necesarias muchas discusiones con las partes implicadas, Corea del Norte incluida”. También negociarán que la Zona Desmilitarizada, una franja fronteriza con la mayor densidad de armamento y soldados del mundo, haga honor a su nombre y recupere su estado original.

Volver

Comentarios