test

Por aspectos de seguridad el barco "Aquarius" no podrá navegar hasta España

Publicado: 11 Junio 2018

El barco 'Aquarius' de la oenegé francesa Sos Méditerranée, con 629 personas a bordo, ha puesto en prueba la cohesión europea en materia de acogida de refugiados. El 'Aquarius' está detenido entre Malta e Italia, a la espera de encontrar un puerto seguro tras el ofrecimiento del Gobierno español de que la nave atraque en Valencia. Según Médicos Sin Fronteras, que tiene personal a bordo, "un viajde de tres días a Valencia en un barco que supera su capacidad es inseguro".

Apenas cinco días después de haber sacudido la política interna con la presentación de un Gobierno tan efectista como aparentemente sólido, la grave crisis humanitaria y diplomática provocada por la decisión de Italia de cerrar sus puertos al 'Aquarius' ha permitido a Pedro Sánchez mostrar al mundo que España también tendrá una nueva política exterior, al menos en este apartado. El presidente del gobierno español ofreció acogerlo en el puerto de València.

Sánchez lo había acordado con la Generalitat valenciana y el Consell, a su vez, con el Ayuntamiento que dirige Joan Ribó, que como el de Barcelona por medio de Ada Colau se había ofrecido a ser destino para un barco sin rumbo.

La Comisión Europea, a través del comisario de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, aplaudió la decisión del Gobierno español señalando en un tuit que "es solidaridad real puesta en práctica, tanto hacia las personas vulnerables y desesperadas como hacia el resto de estado miembros de la UE".

Igualmente, los primeros ministros de Italia, Giuseppe Conte, y de Malta, Joseph Muscat, agradecieron a España su "gesto de solidaridad". En el caso italiano, se entendió como un primer paso para que más estados miembros se impliquen en esta tarea. "Habíamos perdido un gesto de solidaridad por parte de la Unión Europea (UE) sobre esta emergencia. Debo agradecer a las autoridades españolas por haber acogido nuestra petición", dijo Conte.

Volver

Comentarios