test

DESMITIFICANDO A GANDHI

Publicado: 11 Octubre 2018

La otra cara del Mahatma

Mohandas Karamchand Gandhi nació el 2 de Octubre de 1869 en Porbandar, una ciudad costera del pequeño estado de Kathiawar en La India. Se crió en el seno de una familia comerciante y de clase pudiente. Su padre era el Primer Ministro del principado. En su etapa escolar, el pequeño Mohandas fue un estudiante mediocre. Sus maestros llegaron a considerarlo como un tonto. A pesar de todo, logro ser admitido en la Universidad de Mumbai pero abandona sus estudios de derecho para aprovechar la oportunidad de irse a estudiar leyes en el University College de Londres en Inglaterra.

Tiempo antes, sus influyentes padres le habían arreglado su matrimonio con la también adolescente de 13 años Kasturba Makharji, perteneciente también a la misma casta de familias comerciantes de la ciudad. Años después regresa a Mumbai para ejercer la abogacía pero fracasa en su intento. En 1893 se dirige a Sudáfrica por una oferta de trabajo. Se fue solo dejando a su joven esposa Kasturba y a sus hijos en La India. Tras culminar su contrato de trabajo, se dedicó a evitar la promulgación de una ley en la Asamblea Legislativa que le arrebataría el derecho a los indios de sufragar. Gandhi no era muy dinámico en tribunales. Sus peticiones no fueron escuchadas y una vez más fracasa en el ejercicio del derecho.

Una anécdota contada por su nieto y biógrafo Rajmohan Gandhi confirma que su abuelo fue una persona sumamente RACISTA al considerar a la raza negra como inferior. Un día en la estación de trenes de Pietermaritzburg, en Sudáfrica, unos oficiales le exigieron que abandonara el vagón de primera clase. Gandhi, ofendido mostró su boleto de 1ra clase pero igualmente fue trasladado al vagón de 3ra junto con pasajeros de raza negra. Una frase suya paso a la posteridad ...”Los negros sólo están un grado por encima de los animales”.

En 1894 funda un partido político, el Partido Indio de Natal, convirtiéndolo en una gran fuerza política que uniría a toda la comunidad india de Sudáfrica. El gusanillo de la política lo había picado. Luego de tres años decide regresar a La India en busca de su esposa e hijos. Retorna con ellos a Sudáfrica y se incorpora a la vida política para luchar en favor de sus coterráneos. Estalla la guerra en Sudáfrica e insta a su gente a participar asistiendo a los británicos. Miles de sus compatriotas fueron torturados, azotados e incluso fusilados. La guerra terminó y la situación de los indios en Sudáfrica seguiría igual o peor. Una vez más había fallado; esta vez como líder político. Gandhi se sentía abrumado por el fracaso que había tenido como abogado y como político.

También en el aspecto familiar dejo mucho que desear. Maltrataba a su esposa y a sus hijos constantemente. El mayor de ellos murió en la indigencia. Gandhi fue una persona sumamente celosa y violenta con su familia. Tenía un concepto despreciable hacia las mujeres. Las consideraba culpables por las agresiones sexuales que sufrían estas por ... “hombres inocentes incapaces de controlar sus impulsos básicos”. Cuentan sus biógrafos que la muerte de su esposa pudo evitarse. En 1944 Kasturba se enferma de neumonía y los médicos recomendaron el uso de antibióticos. Gandhi, debido a sus creencias naturistas, les prohibió a estos médicos inyectarle penicilina para salvarle la vida a Kasturba, lo que la llevó a la muerte. Cabe destacar que el mismo también enfermo pero de malaria y sobrevivió.

La clave del éxito de Gandhi fue cuando decidió no hacer nada. Durante el conflicto armado instó a los indios a dejarse golpear y a azotar. Gandhi se dio cuenta que este tipo de lucha pacífica (Satygraha) si funcionaba porque llamaría la atención de la prensa y de la opinión internacional. Al regresar a La India, fue recibido como un héroe, como un símbolo de paz. Su fama había llegado hasta el mundo occidental. Ahora se dedicaría de lleno al activismo político y a viajar por todo el país.

Otra de las facetas más criticables de Gandhi fue su vida sexual. En 1906 decide entregarse al celibato. Más nunca volvió a tener relaciones sexuales con su esposa pero viajaba siempre acompañado de un séquito de adolescentes que compartían cama con el. Contaba Gandhi que el dormir desnudo con estas jovencitas (también desnudas) lo ayudaban a controlar sus impulsos sexuales. Entre esas jóvenes se encontraban incluso su sobrina-nieta Manu y Abha, esposa de uno de sus sobrinos. Más de un asistente le renunció a Gandhi al ser testigo de estas prácticas.

Historiadores critican su postura contra el Nazismo. Uno de sus mensajes más polémicos fue en 1940 durante la invasion nazi a las islas del Canal de La Mancha. Gandhi enfureció a los británicos con la siguiente declaración ... “Dejen las armas, por cuanto estas no van a servir para salvarles a ustedes ni a la humanidad. Deben invitar a Hitler y a Mussolini a que tomen todo lo que quieran de sus países. Si ellos quieren ocupar sus casas, vayánse de ellas. Si no les permiten salir sacrifíquense a ellos, pero siempre rehúsen rendirles obediencia”. Bien documentada está la amistad de Gandhi con el Dictador italiano tras visitar Roma como invitado de honor en el desfile de las Juventudes Fascistas. También a Hitler llego a llamarlo “Sincero amigo” en una carta enviada en 1939. Menos mal que Churchill, Roosevelt y Stalin no pensaban lo mismo porque en estos momentos tanto usted mi estimado lector, como yo, estaríamos leyendo este artículo en alemán.

A pesar de sus detractores, no cabe duda de la gran influencia de Gandhi. Su participación en la liberación de La India a través de la lucha pacífica fue crucial e inspiró a otros movimientos de paz del mundo como el de Martín Luther King. Su táctica de no resistencia (Satygraha) fue pilar para la tan añorada independencia de La India que a pesar de esto siguió convulsionada en una lucha entre hindúes y musulmanes. Esta división fue resuelta en parte con la decisión de formar dos países, La India y Pakistán. De hecho, este conflicto entre ambas partes, le generó a Gandhi muchos enemigos desencadenando su muerte a los 78 años en manos de un fanático hindu.

Como ven, no todo lo que brilla es oro. Mucha propaganda para un ser humano que pregonaba la no violencia pero en sus adentros llevaba consigo lo contrario. Tal vez su lado oscuro no le permitió ganar el Premio Nobel de La Paz a pesar de ser nominado en cinco ocasiones.

Volver

Comentarios