test

Rusia asfixia los puertos de Ucrania tras la apertura del puente de Crimea

Publicado: 05 Noviembre 2018 | Visto 53 veces

El casco vermellón del Federal Nagara, un buque granelero de 21.000 toneladas y 199 metros de eslora con pabellón de las islas Marshall, es uno de los pocos que se distingue en esta luminosa mañana de otoño en la terminal de contenedores del puerto de Mariúpol, una ciudad industrial al sur de Ucrania, a apenas una veintena de kilómetros del territorio bajo control de los rebeldes prorrusos enfrentados al Gobierno de Kiev.

Hasta comienzos de año, la guerra se desarrollaba exclusivamente tierra adentro, con escaramuzas, bombardeos e intercambios de disparos a lo largo de la linea de frente, pese alto el fuego en vigor, hace ya cuatro años.

Pero desde la primavera, concretamente desde la inauguración del controvertido puente de Kerch, que une la península de Crimea recién anexionada por el Kremlin con la región rusa de Krasnodar, el conflicto se ha trasladado al mar.

Alegando razones de seguridad, Rusia somete, a todos los barcos de cualquier nacionalidad que atraviesan el estrecho homónimo bajo su flamante infraestructura y se dirigen a los puertos ucranianos del mar de Azov, a exhaustivos controles y chequeos, reteniéndolos durante varios días y poniendo trabas a la navegación marítima de su vecino.

Y de paso, aprovecha la ocasión para incrementar la presencia de sus navíos de guerra en este pequeño y verdoso océano interior, de costas arenosas y escasa profundidad, realizando maniobras y ejercicios considerados intimidatorios por la precaria Marina de Ucrania.

Volver

Comentarios