test

Oposición venezolana anuncia la "hora cero"

Publicado: 17 Julio 2017

Alentada por la masiva votación en un plebiscito contra el régimen chavista, la oposición venezolana planea intensificar las protestas y la presión para obligar a Nicolás Maduro a deshacer su consulta para reformar la Constitución y a convocar a elecciones anticipadas.

"La hora cero", como la han llamado en la Mesa de Unidad Democrática, busca poner contra las cuerdas a Maduro y hacerlo retroceder en su intento por reescribir la Constitución. La frase fue pronunciada varias veces en la semana previa a la consulta popular, sin dar detalles específicos sobre su significado concreto.

El término tiene su origen en la germana Stunde Null, fecha en la que los aliados aceptaron la renuncia de Alemania en la Segunda Guerra Mundial y el tablero político giró definitivamente. Un punto de no retorno.

Aunque la MUD anunciará este lunes la nueva hoja de ruta, algunos ya adelantaron el plan. "(Se viene) calle todos los días, levantamiento total del país y el inicio de la hora cero", dijo el diputado opositor Tomás Guanipa.

"Pasamos a la etapa definitiva de lucha. Mañana amanece una nueva Venezuela y el pueblo hoy decidió en conquistar la libertad", destacó a su vez María Corina Machado.

Entre las opciones, algunos dirigentes barajan desde una huelga general hasta protestas más constantes que en los tres meses previos, en medio de los que han muerto más de 100 personas. "La hora cero es calle para defender un mandato popular, para defender la voluntad soberana, que radica en el pueblo", dijo el diputado José Manuel Olivares. La legitimidad que le otorgaron las urnas sería un aliento para nuevas manifestaciones, que han bajado en intensidad en las últimas semanas.

Freddy Guevara, segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, subrayó que la "hora cero" estará estará enmarcada en los artículos 333 y 350 de la Constitución, los cuales ordenan a funcionarios a colaborar con el cumplimiento de la Constitución y reconocen como derecho a desobedecer a un gobierno que vulnere la Carta Magna.

La oposición logró reunir más de 7 millones de votos, casi los mismos de la aplastante victoria de las elecciones parlamentarias de 2015, y con esta demostración de fuerza confirmó que es capaz de vencer al chavismo en las urnas. Además, los reclamos de la oposición ganaron también apoyos internacionales, luego de varios países y hasta la ONU insten al gobierno a reconocer la el plebiscito.

"Le recomendaría que vea lo que está pasando y cancele el fraude Constituyente", instó el líder opositor Henrique Capriles, advirtiendo que de otra manera "sepultará la fuerza política que representa". Sin embargo, no se prevé una marcha atrás del régimen militar.

A sabiendas de la masiva participación opositora, el chavismo intentó restarle méritos al plebiscito. Nicolás Maduro, lejos de retroceder, advirtió a sus rivales políticos que tomen con calma un resultado. "Le hago un llamado a la oposición. Que interpreten bien qué ha pasado en las calles. No se vuelvan locos, cojan mínimo (reculen). Les hago un llamado para que vuelvan a la paz", instó, sin hacer mención a los ataques de los colectivos chavistas en los que murió una persona.

"La consulta fue espectacular, masiva y simbólica. El reto del liderazgo es responder la pregunta clave: ¿Y ahora qué? Eso definirá el futuro", opinó el analista político Luis Vicente León, cuya encuestadora cifra la popularidad de Maduro en 20,8 por ciento en junio.

"Es de esperar una escalada de conflicto político al nivel más alto de los últimos 18 años: la hora cero", afirmó Edgard Gutiérrez, encuestador y consultor político cercano a la oposición. En ese sentido, advirtió que las nuevas medidas "podrían provocar la radicalización" del chavismo. "Serán días difíciles", presagió.

Volver

Comentarios