test

La UE aprueba el embargo de armas y sanciones selectivas contra Venezuela

Publicado: 14 Noviembre 2017

A la Unión Europea se le ha agotado la paciencia. Todos los intentos por reconducir el diálogo en Venezuela han caído en saco roto y los Veintiocho han decidido dar un paso más con vistas a redoblar la presión sobre el régimen de Nicolás Maduro.

Los ministros de Exteriores de la UE han aprobado por unanimidad la base jurídica que les permitirá imponer sanciones selectivas contra dirigentes venezolanos que violen los principios y derechos humanos y un embargo de armas y material susceptible de ser utilizado para la represión.

La decisión fue pactada a mediados de la semana pasada por los embajadores permanentes de los Veintiocho y este lunes ha sido refrendada por los jefes de la diplomacia europeos. La falta de avances sobre el terreno y las irregularidades detectadas en las elecciones regionales celebradas en el país el pasado 15 de octubre han hecho saltar de nuevo las alarmas en la UE. “Estos desarrollos han acentuado la polarización política en el país”, ha alertado la diplomacia europea en sus conclusiones.

Los Veintiocho evitan de momento castigar a miembros del régimen pero la artillería legal ya está lista por si hiciera falta activarla. En relación con las medidas restrictivas anunciadas, como es habitual, consisten en la congelación de cuentas y activos y en la prohibición de viajar a Europa y se aplicarán a aquellos dirigentes venezolanos que vulneren principios democráticos, derechos humanos o el Estado de derecho. De momento no hay una lista cerrada con nombres de potenciales candidatos, que debe recibir un apoyo unánime, pero ya han empezado a trabajar sobre ella.

"Lo que tiene que pasar es que nos pongamos de acuerdo unánimemente y que cada Estado miembro con interés o razones someta nombres, se examinen en los procesos del Consejo y lleguemos a un acuerdo" aunque "preferiríamos que ese diálogo frustrado se haga realidad y haga innecesario seguir adelante con el proceso", ha indicado el ministro de Exteriores español, Alfonso Dastis.

Fuentes diplomáticas apuntan que se trataría de personas de segundo nivel y que todo dependerá de cómo evolucione la situación en los próximos meses. En cuanto al embargo de armas, no afectará a los contratos que ya están firmados salvo si se trata de material que pueda utilizarse para la represión.

Los Veintiocho recuerdan en las conclusiones que las medidas se utilizarán de forma “gradual y flexible”, que pueden ampliarse y también revertirse en función de cómo evolucione la situación en el país. Es decir, si el régimen de Maduro accede a celebrar “negociaciones creíbles y significativas”, si respeta “las instituciones democráticas”, “la aprobación de un calendario electoral completo” y “la liberación de todos los presos políticos”.

Según recalcan los Veintiocho en la declaración aprobada, estas medidas fueron diseñadas para no dañar a la población venezolana. Al contrario, ha insistido la alta representante para la política exterior de la UE, Federica Mogherini, "todo lo que estamos haciendo es para apoyar a la población de Venezuela".

“La principal responsabilidad para terminar la crisis en Venezuela radica en el país. La Unión Europea hace un llamamiento al Gobierno para que restablezca urgentemente la legitimidad democrática, incluso mediante elecciones libres y justas, y a la oposición para continuar participando de una manera unida hacia una solución negociada a las tensiones actuales, en interés del país”, reclaman los Veintiocho.

Volver

Comentarios