test

El insólito caso del reo español que resucitó en la morgue

Publicado: 11 Enero 2018

En la mañana del pasado domingo 7 de enero, los funcionarios de Centro Penitenciario Villabona de Asturias encontraron al preso Gonzalo Montoya Jiménez, alias El Chino, sin signos de vida en su celda. Según relatan lo penitenciarios, estaba sentado en una silla sin muestras de violencia e inconsciente. Luego llegó el personal sanitario y comprobó que no tenía pulso. Tras varias examinaciones fallidas, el juez acordó el levantamiento del cadáver.

Luego, el cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal para que se le practicara la autopsia. Fue allí cuando los funcionarios del depósito se percataron de que el preso parecía roncar e incluso moverse, por lo que inmediatamente dieron aviso a los servicios sanitarios. Fue trasladado al Hospital Universitario Central de Asturias. Esa es la crónica de una muerte no anunciada.

"Lo primero que recuerda es que estaba dentro de una bolsa negra. Como no podía hablar, empezó como a hacer rugidos. Entonces un médico comenzó como a notar los rugidos y abrió la bolsa cuando lo tenían ya para hacerle un autopsia y el médico se asustó mucho. Mi marido se puso a chillar (llorar) y a sacar los brazos fuera de la bolsa y luego comenzaron a ponerle aparatos y medicamentos para recuperarlo".

"No sé cómo estos dos médicos que certificaron que él estaba muerto lo pudieron pasar por alto, más el juez que enviaron a la cárcel...", cuenta desesperadamente José Carlos Montoya, padre del protagonista de esta historia.

Y prosigue: "Lo metieron en la bolsa, lo trasladaron en una funeraria hasta llevarlo a las autopsias, me lo metieron en la congeladora y, luego, cuando le iban a hacer la autopsia, ya marcado, al sacarlo de la bolsa para ponerlo encima de la camilla, mi hijo dio señales de que estaba vivo, se movió y roncó. E inmediatamente lo pasaron para el Hospital Central de Asturias", explicó.

Ahora, los Montoya piden la libertad de El Chino que tras varias horas en un refrigerador mortuorio y dos días en el hospital fue trasladado nuevamente a la penitenciaría.

Volver

Comentarios