test

Renuncia a la Maccih Juan Jiménez Mayor

Publicado: 16 Febrero 2018

El jefe de la MACCIH en Honduras, Juan Jiménez Mayor, renunció el jueves a su cargo, en reacción a la posición del secretario general de la OEA, Luis Almagro, de sentirese decepcionado por los pocos resultados logrados por la Misión.

En una carta enviada al secretario Almagro, Jiménez Mayor renuncia a su cargo y denunció: “Lo que no podemos permitir que haya corrupción en la MACCIH”.

Asimismo, reveló que Almagro no lo recibió durante la última visita que hizo a Washington, y evidenció que el 25 por ciento del personal de la MACCIH se encuentra en la sede central de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Acompañan a Jiménez Mayor en la salida de la MACCIH, el procurador Julio Arbizu y el juez Daniel Urrutia, que forman parte del equipo de la Misión que trabajan en el país para combatir las redes de corrupción.

Pero Jiménez Mayor adelantó que la MACCIH continuará su trabajo, ya que queda un equipo técnico capaz trabajando y que tienen 10 casos que próximamente harían público.

¿Porque la renuncia de Juan Jimenez Mayor? es un conjunto de sucesos, de hechos que han venido aconteciendo en los últimos meses, la nota final que hemos leído el día de ayer del secretario (Almagro) dirigida al gobierno de Honduras en relación a la falta de efectividad que el secretario señala de parte de la Misión y por supuesto debo revelar aquí a la opinión pública que cuando fui a Washington, cuando viaje a entrevistarme con el secretario general para informarle sobre la situación del caso de la Red de Diputados y otros casos que estamos viendo y la situación que estamos atravesando los funcionarios de la Misión, no tuvo la ocasión de recibirnos.

Esta es una Misión de alto impacto, es una Misión calificada por el propio Almagro como la más importante de la Organización de Estados Americanos (OEA) y si no recibe al jefe de la Misión aduciendo cualquier pretexto, creo que estamos en un escenario en el que se hace insostenible una continuidad al mando de la Misión.

Hay hechos lamentables en todos estos tiempos, situaciones que afectan la funcionalidad de la Misión, nosotros aquí en el terreno no tenemos las capacidades de movilizar recursos, todo se hace desde Washington, desde la sede de la OEA.

Tenemos nosotros 33 funcionarios en la Misión, 25 están en Tegucigalpa y ocho están en Washington, o sea el 25 por ciento de la MACCIH trabaja en la sede principal de la OEA y nosotros no sabemos que hacen, solo dos de los funcionarios que trabajan allá y coordinan cosas con nosotros, qué hace el resto, inclusive hay un señor que trabajó en la Misión, el señor Jacobo Domínguez que está trabajando en eso y le acaban de renovar el contrato nuevamente, por supuesto nosotros no sabemos qué hace, no trabaja para la MACCIH, lo que no podemos permitir nosotros es corrupción, gente que no trabaja, que no está realizando funciones específicas para la Misión, no tiene por qué tener una relación laboral y eso es lo que nosotros estamos reclamando y es uno de los motivos por los que estoy poniendo mi renuncia.

Volver

Comentarios