test

Putin afirma que no hay “nada delictivo” en los sospechosos de atentar contra Skripal

Publicado: 13 Septiembre 2018 | Visto 131 veces

Dos hombres que dirán ser Aleksandr Petrov y Ruslán Boshirov han prometido aparecer en público la próxima semana para asegurar que no tienen nada que ver con el envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia y dar su versión sobre el asunto.

Así lo anunció este miércoles el canal de televisión oficial Rusia-24, que dijo haber localizado a los dos acusados por Reino Unido de ser oficiales del espionaje militar ruso (GRU) que, por orden del Kremlin, atentaron contra la vida de su ex colega y la hija de éste con una sustancia química militar de origen soviético (Novichok) el pasado marzo en la localidad de Salisbury.

Petrov y Boshirov, dos alias que, según la policía británica, no son los nombres reales de los sospechosos, habrían reaccionado de este modo al llamamiento del presidente Vladímir Putin para que contacten con los medios y se expliquen.

Durante el foro económico de Vladivostok, en el este del país, Putin anunció que los sospechosos de atentar contra Skripal habían sido localizados y que no había "nada delictivo" en ellos.

"Por supuesto que comprobamos quiénes son estas personas y ya sabemos quiénes son. Los encontramos. Les aseguro que ahí no hay nada de particular ni delictivo", dijo el presidente.

Esta era la primera vez que Putin, en el pasado oficial de los servicios de seguridad del Estado (KGB) destinado a la República Democrática Alemana, hablaba en público sobre los sospechosos después de que la policía británica concretó sus acusaciones el pasado día 5 y divulgó sus alias, las copias de los retratos de sus pasaportes y las fotos de su periplo (desde el aeropuerto de Gatwick hasta Salisbury) durante los dos días que pasaron en Reino Unido.

"Quiero dirigirse a ellos para que nos escuchen hoy", dijo Putin. "Que vayan a algún sitio, por ejemplo a los medios de información de masas. Espero que aparezcan y que hablen sobre sí mismos". Interpelado por el periodista Serguéi Briliov, el jefe de Estado ruso afirmó que los sospechosos no son más que civiles.

Hace dos días, Dmitri Peskov, el secretario de Prensa de Putin, había dicho que el Kremlin no tiene datos sobre Petrov y Boshirov y que si había alguna información al respecto esta debía estar "en los órganos competentes".

La portavoz del Ministerio de Exteriores, María Zajárova, había afirmado que el nombre y la foto de los sospechosos no decían nada y que todas las peticiones rusas a Reino Unido para que facilitara datos sobre el curso de la investigación siempre fueron rechazadas o no contestadas. Zajárova dudó de la autenticidad de las fotos de Petrov y Boshirov en el aeropuerto de Gatwick.

Por su parte, Victoria Skripal, una parienta de Serguéi y Yulia Skripal, ha afirmado que conoce a Petrov y Boshirov. "Por mis fuentes sé que se trata de gente normal. El trabajo de Petrov no está ni siquiera relacionado con el servicio estatal", dijo Victoria Skripal a la agencia Interfax.

Estando convaleciente de su envenenamiento en Reino Unido, Yulia Skripal se negó en redondo a recibir a su parienta, a la que el Reino Unido le denegó el visado cuando ésta expresó su intención de visitar a sus familiares hospitalizados.

Según Víctoria Skripal, Petrov y Boshirov y "sus parientes no entienden nada y están impactados por lo sucedido". En opinión de Victoria, "Ruslán" se parece a la foto del pasaporte divulgado por Scotland Yard, pero Petrov, "ni de lejos".

El "Aleksandr Petrov real", afirmó, "no estaba en esa época en Reino Unido". Peskov dijo que Vladímir Putin no tuvo relación ni con Petrov ni con Boshirov, afirmó que no podía dar más datos de los que había suministrado el presidente y recomendó esperar a que "esta gente haga su propia declaración".

A juzgar por los comentarios que anticipan la aparición en público de los sospechosos, se tratará de declaraciones muy controladas.

Varios meses después del envenenamiento de los Skripal, otras dos personas, Down Sturgess y Charlie Rowley enfermaron tras haberse expuesto a la misma sustancia tóxica en una localidad situada a 13 kilómetros de Salisbury.

Según la policía británica, fueron afectados por el contenido de una botella de perfume falsificada y rellenada con Novichok. El coronel Serguéi Skripal, que cumplió condena en Rusia por trabajar al servicio de Reino Unido fue liberado en 2010 en un intercambio de espías entre Rusia y Estados Unidos y desde entonces residía en Salisbury.

Volver

Comentarios