test

Cuba retira miles de médicos de Brasil tras los ataques de Bolsonaro

Publicado: 14 Noviembre 2018 | Visto 78 veces

El presidente elector de Brasil y capitán retirado, Jair Bolsonaro, ha protagonizado su primer roce público con Cuba con un tono propio del Gobierno militar brasileño (1964-85) que tanta nostalgia le provoca y cuyos principios prometió restablecer como presidente a partir del primer día de 2019. La fricción está relacionada con la presencia en Brasil de 8000 médicos provenientes de la isla desde 2013.

Bolsonaro había "condicionado" la continuidad del programa Más Médicos, impulsado en su momento por la destituida presidenta Dilma Rousseff, a que se les realice a los profesionales una "prueba de capacidad". También había criticado que el "salario integral" que perciben los médicos en territorio brasileño fuera "en su mayor parte destinado a la dictadura". El futuro mandatario a su vez pidió que los galenos cubanos tengan "libertad" para traer a sus familias a Brasil. "Lamentablemente, Cuba no aceptó", dijo.

Desde La Habana, el Ministerio de Salud Pública de Cuba dijo que desistía de seguir participando el programa ante la "lamentable realidad" que ha empezado a tomar cuerpo en un país que, durante los años de Partido de los Trabajadores (PT) fue un aliado importante del castrismo e incluso protagonista secreto de los esfuerzos diplomáticos para acercar posiciones entre la isla y Estados Unidos.

Palabras "despectivas"
Para Cuba, las palabras de Bolsonaro fueron "amenazantes y despectivas" y por esa razón le comunicó a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) que terminaba su participación en una iniciativa que había sido impulsada y "defendida" en su momento por "los líderes políticos brasileños".

"Las modificaciones anunciadas imponen condiciones inaceptables e incumplen las garantías acordadas desde el inicio del Programa, que fueron ratificadas en el año 2016", señalaron las autoridades cubanas. "Estas inadmisibles condiciones hacen imposible mantener la presencia de profesionales cubanos en el Programa", añadieron.

Tras el golpe parlamentario de setiembre de 2016 contra Rousseff, comenzaron a surgir dudas sobre la continuidad de la iniciativa que llevaba atención médica a los sectores sociales más vulnerables o en zonas de un país de dimensiones continentales donde la presencia del Estado era más débil.

Volver

Comentarios