test

Por no denunciar ataques a su niña por parte de su pareja, madre será condenada a 15 años de cárcel

Publicado: 17 Marzo 2017

"Si bien no es que usted tomó en sus manos a la niña, la sacudió y le provocó las lesiones, sí tiene el Tribunal establecido que usted se encontraba en el lugar, que usted es la madre y que usted conocía de las lesiones que tenía la niña".

Con ese argumento, la jueza Yorleny Campos justificó la sentencia de 15 años de prisión a Milena Serrano Velázquez, por haber tolerado agresiones a su hija de un año y dos meses por parte de su pareja.

El fallo fue dictado ayer por el Tribunal Penal de Goicoechea, que declaró culpable a Serrano, de 26 años, por los delitos de tentativa de homicidio y abuso de patria potestad.

Por esos mismos hechos, hace tres semanas el padrastro, Víctor Alvarado Zamora, de 27 años, fue condenado a 20 años de cárcel.

El juicio contra la madre apenas inició este martes pasado pues ella se encontraba “ rebelde”, es decir, dejó de asistir al debate, por lo que se ordenó su captura y, una vez detenida, fue juzgada por aparte.

La pareja fue acusada y sentenciada por lo ocurrido el 9 de abril del 2012, en una casa donde vivía la familia, en Cuatro Reinas de Tibás.

En esa fecha, cerca del mediodía, el padrastro de la menor sacudió con tanta fuerza a la pequeña que ella se desmayó.

Ante esa situación, el sujeto despertó a la madre, quien en ese momento dormía. Luego los dos llevaron a la niña hasta la Cruz Roja.

Los socorristas trasladaron de emergencia a la menor al Hospital Nacional de Niños (HNN), donde se mantuvo por varios días en una condición delicada.

El centro médico reportó que la pequeña presentaba síntomas de agresión, por lo que empezó la investigación de las autoridades judiciales.

"La niña presentaba golpes en la frente, en la espalda, tenía anemia, sangrado en la cabeza y ojos, faltante de una uña en el pie y ano rojizo por falta higiene", explicó a los jueces el fiscal Óscar Quirós Soto.

De acuerdo con los reportes de los médicos, expuestos en el debate, cuando la niña ingresó al hospital solo tenía un 5% de probabilidad de sobrevivir.

"Según los médicos, los golpes que tenía la menor en la cabeza son compatibles con los que recibe un boxeador o como si la hubieran dejado caer desde un tercer piso", dijo Quirós.

Desde ese día, la custodia le fue retirada a la madre. Actualmente la niña está recuperada y bajo cuidado de un familiar.

La defensa de Serrano alegó que la joven era víctima de violencia doméstica por parte de su pareja y por eso no había denunciado las agresiones.

Sin embargo, el Tribunal determinó que no se comprobó ninguna situación que no le permitiera a la mujer denunciar los ataques a la pequeña.

Volver

Comentarios