test

El 8 de abril ETA entregará las armas

Publicado: 18 Marzo 2017

ETA ha anunciado este viernes a través del periódico francés 'Le Monde' su plan para entregar las armas, que consiste en comunicar el lugar en el que se encuentran sus arsenales. El proceso concluiría el 8 de abril, y la banda terrorista reclama a Madrid y París que no lo entorpezcan. De esta forma, los etarras optan finalmente por el desarme unilateral, vista la imposibilidad de establecer una vía de diálogo con los gobiernos español y francés y de obtener cualquier contrapartida, como ha vuelto a dejarlo claro este mismo viernes el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien no moverá un ápice su política.

El largo y tortuoso camino emprendido desde su adiós a la violencia, no exento de momentos de especial dificultad como la detención de personas relacionadas con el proceso de desarme, llega a su fin.

Atrás quedan varios intentos fracasados, como la oferta del Gobierno vasco para agilizar el proceso. Sin embargo, sí que cumple los términos que proponía el Ejecutivo de Iñigo Urkullu, que apostaba por un desarme incondicional "rápido, viable y efectivo", con cobertura social e internacional.

De acuerdo a lo publicado por el rotativo francés, "cientos de personas" de la sociedad civil y numerosos cargos electos del país vascofrancés participarían en esa operación.

La banda terrorista reactiva así un proceso que apenas ha registrado novedades desde que en el 2014 se iniciara el sellado de sus zulos con la intención de iniciar negociaciones con los gobiernos español y vasco.

ETA puso sobre la mesa como temas el acercamiento de presos o la salida de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado del País Vasco y Navarra. En cambio, ahora no se explicita ninguna exigencia, más allá de una petición a las policías francesa y española para que no obstaculicen el desarme y de que exista verificación internacional.

El esperado anuncio de ETA supondrá la entrega de cientos de armas y explosivos, casi todos ubicados en Francia.

'Le Monde' ha asegurado que Jean Noël Etcheverry, detenido el 16 de abril en la operación de Luhuso, en Francia, cuando se iba a proceder a la entrega de un arsenal de armas, ha explicado que ETA les ha confiado "la responsabilidad" del desarme. En todo caso, matiza que la banda no les ha pedido la "destrucción", sino el "desmantelamiento" de los arsenales.

De concretarse el desarme, quedarán sin resolver grandes incógnitas, como el futuro de los presos etarras, la disolución de la banda y el esclarecimiento de los crímenes que siguen sin tener un autor definido.

Los más de 500 presos repartidos en cárceles españolas y francesas siguen siendo el gran tema pendiente de la banda y de la izquierda aberzale.

Con el desarme, se redoblarán las peticiones para que los reclusos sean trasladados a prisiones cercanas a su localidad natal, mientras en los últimos meses se han producido cambios de calado en el colectivo de presos, que ahora aceptan la posibilidad de acogerse a beneficios penitenciarios individuales, siempre con los límites del arrepentimiento y la delación.

Volver

Comentarios