test

Caravana de migrantes hondureños mutilados por “La Bestia” Pasaron por New Orleans en su recorrido hacia la Casa Blanca

Publicado: 10 Junio 2015

"Imposible es que me crezca mi pierna y mi brazo, pero evitar que se sigan cayendo del tren, que hayan mas mutilados, muertos, desaparecidos, mujeres violadas eso si se puede evitar si hay voluntad política". José Luis Hernández Presidente de AMIREDIS. Asociación de Migrantes Retornados con Discapacidad
Ese es el mensaje que un grupo de 10 hondureños, de los 17 que originalmente salieron de Honduras el 25 de febrero del Progreso, Yoro llevan en su trayecto por varios estados de la unión americana hasta llegar a la Casa Blanca para reunirse con el presidente Barack Obama, y plantearle la difícil situación de los migrantes con discapacidad y pedirle que suspenda las deportaciones.
"Creemos que luchamos por una causa justa ya que gracias a migrantes como nosotros que han arriesgado su vida en ese camino por llegar a Estados Unidos, es que la principal economía del país se sostiene gracias a las remesas de más de dos millones de hondureños que mandan mensualmente ". Dijo el Presidente de AMIREDIS, organización que representa a más de 700 mutilados por el tren carguero mexicano conocido como La Bestia.
El pasado 6 de Junio, la caravana llego a New Orleans, a la sede del Congreso de Jornaleros, fue muy impactante para todos los miembros de esta organización compartir las historias de estos inmigrantes, para quienes el ingreso a Estados Unidos en calidad de indocumentados y discapacitados no fue fácil. Estuvieron más de un mes y medio detenidos en Pearson, Texas, fue gracias a la intervención de la organización Raíces y sus abogados que consiguieron salir en libertad y ahora están apelando por asilo. Pero no todos corrieron con la misma suerte de los 17 hondureños, 4 se quedaron en México, 13 lograron llegar a la frontera, 3 firmaron la deportación voluntaria, y 10 pelearon para quedarse. Tienen cita para su asilo en el 2019.
La historia de Hernández (29), es similar a la de muchos otros, salió como cientos de inmigrantes de su país en busca del sueño americano intento cruzar la frontera en dos ocasiones. Tenía 17 años cuando le ocurrió el accidente, llevaba muchos días sin comer, sin beber agua, lo venció el cansancio y cerca de la ciudad Delicias, Chihuahua, se desmayo cayendo del tren, el resultado le pasaron los vagones del tren mutilándole una pierna, un brazo, y parte de la otra mano, José Luis era músico, tocaba la guitarra y también futbolista; hoy me dedico a cantar dijo.
"Si tan siquiera a nuestro gobierno se le diera la gana de apoyarnos, pero seguimos siendo emigrantes en nuestro propio país y no tienen misericordia ni para nosotros que tenemos discapacidad mucho menos para una persona normal, esto es lo que nos obligo a hacer este viaje a Washington para hacer conciencia y que el mundo conozca lo que estamos viviendo los inmigrantes mutilados a consecuencias de ese mal llamado sueño americano que se convirtió en una pesadilla". Dijo Hernández.

La caravana sigue su rumbo, ahora José Luis entiende porque Dios lo dejó con vida después de ese terrible accidente, "Mi corazón a fuerza a aprendido a ser fuerte, siempre buscando el refugio, la paz en Dios, hoy estoy al frente de 700 mutilados, ahora soy la voz de los cientos de migrantes, no de los que estamos mutilados porque nada podemos hacer para recuperar nuestros miembros pero si podemos evitar que esos cientos de inmigrantes que están pensando salir de mi país, lo hagan y padezcan lo mismo que nosotros, y evitar más desgracias". Seguiremos de cerca el desenlace de esta caravana que salió en busca de la esperanza.

Volver

Comentarios