test

Las redadas de Inmigración Se convierten en una pesadilla cotidiana en Nola

Publicado: 13 Junio 2018 | Visto 315 veces

Metairie, LA – La mañana del miércoles 6 de Junio será una fecha inolvidable para la familia de Soraida Pérez originaria de Guatemala. Su sorpresiva detención por agentes de ICE mientras se dirigía al negocio más cercano de su vecindario en el sector de Oak Grove que colinda con el parque Lafraniere a comprar alimentos revivió los temores de más detenciones en la comunidad hispana. En la redada Ramiro, padre de Soraida y su hijo Saúl de 10 años también fueron detenidos.


New Orleans dejó de ser una ciudad libre y segura, la persecución por parte de las autoridades de Immigration and Customs Enforcement comenzó y ahora con más fuerza que nunca. Agentes de ICE están dispersos por New Orleans, Metairie, el Westbank, Kenner, y sus alrededores, están en diferentes partes del área metropolitana. Con causa o sin ella, cada día son más las familias que se enfrentan al drama de la separación y la deportación. Esta acción ha hecho que se enciendan todas las alertas posibles y que miembros activos del Congreso de Jornaleros grupo que defiende los derechos de los inmigrantes envíen mensajes de texto alertando a diferentes horas del día.

La recomendación sigue siendo la misma de acuerdo a la situación que le toque enfrentar “Si están en casa no abran la puerta”. Si quieren entrar a su casa pida una orden firmada por un juez. Tienen derecho a guardar silencio. Grabar la situación con su celular. No mostrar ningún documento de su país. Exigir hablar con un abogado. No firmar ningún documento.

Testigos del vecindario donde residía la señora Soraida dijeron a este medio de comunicación que los agentes de migración llegaron acompañados por oficiales de la policía de Jefferson y que en uno de los apartamentos que no correspondían al de Soraida comenzaron a tocar insistentemente y decían ser Post Office/ Agentes del correo quizá con el objetivo que las personas abrieran las puertas, pero estos ya se habían percatado a través de las ventanas del raro movimiento que había afuera.

Los comentarios a la página de Facebook del periódico Jambalaya News Louisiana donde se publico la entrevista que se le hizo a testigos, vecinos y el video que nos proporcionaron residentes del área, alcanzó mas de 46,000 personas y fue compartido en 277 páginas de usuarios de redes sociales. Muchos criticaron la acción de los agentes de migración y de la policía por ensañarse con la señora Zoraida especialmente en los momentos tan críticos que vive su país por la erupción del volcán de fuego.

Sucedió demasiado rápido

Después de un incidente como este, lo que queda es confusión y coraje. Las versiones de cómo sucedieron los hechos son varias, pero de acuerdo a la señora Tomasa originaria de Honduras, amiga de la detenida y que vive en la misma casa, nos conto que ambas iban caminando por la calle a comprar comida y en la gasolinera Brothers los agentes se acercaron para preguntarles que hacían ahí. Al momento de esto, Zoraida presa de los nervios sale en carrera – relata Tomasa y los oficiales salen detrás de ella, cuando tratan de detenerla ella reacciona de forma violenta y comienza a patalear y a oponerse a la detención. Al final logro controlarse y pidió que la llevaran a su casa para ver a su hijo. Fue ahí cuando los agentes de migración se llevaron también al niño de 10 años y al abuelo (papá de Zoraida). La detenida tiene un niño de 3 años nacido en Estados Unidos que esta temporalmente con una tía. Nuestra entrevistada corrió con mejor suerte, por el hecho de tener permiso para estar en el país.

La mejor forma de detener una deportación es tratar de hacer las cosas bien, pagar tickets de tráfico, no perder las cortes de migración, mantener la documentación de su vehículo vigente, manejar con precaución y lo más importante unirse a grupos u organizaciones de apoyo que luchen por la defensa de los derechos de los inmigrantes.

Fuente: Jambalaya News
Volver

Comentarios