test

El Tribunal Supremo detiene ejecuciones de reos en Arkansa

Publicado: 18 Abril 2017

Con la suspensión de dos ejecuciones, la Justicia de Estados Unidos frustró en las últimas horas el inicio de una maratón sin precedentes con la que el estado de Arkansas pretendía acabar con la vida de 8 presos en un lapso de apenas 10 días.

Mientras el Tribunal Supremo de Arkansas bloqueó la ejecución de Bruce Ward para que se dictamine si el reo está mentalmente capacitado, el Tribunal Supremo de Estados Unidos hizo lo propio con la de Don Davis sin especificar los motivos.

La decisión del Supremo sobre Davis se conoció 15 minutos antes de la pasada medianoche, cuando expiraba su orden de ejecución y cuando todos los testigos ya estaban listos para presenciarla tras más de cinco horas de espera.

Davis, condenado a muerte por un asesinato en 1990 durante un robo a una vivienda, llegó a comer una última cena: pollo frito acompañado de puré de patatas, zanahorias glaseadas, judías y pan, un pastel de fresas de postre y un ponche de frutas de bebida.

En un comunicado, el gobernador de Arkansas, el republicano Asa Hutchinson, mostró su frustración por el "retraso" que suponen las decisiones judiciales para las familias de las víctimas y se mostró confiado en ejecutar este jueves a otros dos presos.

En ese mismo sentido, la fiscal general de Arkansas, Leslie Rutledge, consideró el fallo "descorazonador" para la familia de Jane Daniel, la víctima de Davis, aunque recordó que "quedan cinco ejecuciones programadas sin nada que impida que ocurran".

Hutchinson programó las ocho ejecuciones a finales de febrero poco después de que el Tribunal Supremo rechazase una demanda interpuesta por los presos y diese luz verde a Arkanasas para utilizar las inyecciones letales por primera vez desde 2005.

El lapso de ocho ejecuciones en diez días, sin precedente desde que Estados Unidos reinstauró la pena de muerte hace 40 años, respondía a que uno de los tres componentes utilizados -un sedante conocido como midazolam- caduca a finales de abril y resulta muy difícil de adquirir por la negativa de las farmacéuticas a suministrarlo.

El calendario de Hutchinson desató recelos entre partidarios del castigo capital y rechazo en opositores, ya que la pena de muerte pasa ahora por sus horas más bajas pese a que 1,448 presos han sido ejecutados en Estados Unidos -27 en Arkansas- desde 1977.

Texas ha ejecutado a cuatro reos desde que empezó 2017, mientras que Virginia y Misuri, uno cada uno.

Volver

Comentarios