test

Terror en el Times Square de Nueva York

Publicado: 19 Mayo 2017

Este jueves, en Nueva York, el miedo se apoderó de los miles de la gente cuando un coche ha arrollado a peatones en el transitado Times Square, dejando una víctima mortal y 22 heridos. Y aunque rápidamente y con la información preliminar las autoridades han descartado vínculos de lo ocurrido con el terrorismo, apuntando como causa potencial a otra tragedia aún más letal como es la de conductores que se ponen al volante bajo los efectos del acohol o los estupefacientes, por unos momentos ha costado sacudirse el miedo. “Sabemos los tiempos en que vivimos”, ha reconocido el alcalde, Bill de Blasio, al dar la información sobre el suceso.

Faltaban cinco minutos para el mediodía cuando un Honda granate que según algunos testigos circulaba erráticamente se ha subido a una acera en la plaza que es uno de los centros neurálgicos del turismo en la ciudad y por la que transitan a diario unas 300.000 personas. Entonces el conductor ha acelerado, recorriendo a alta velocidad tres manzanas, arrollando a los peatones a su paso antes de chocar con unos postes de contención, salir del vehículo e intentar sin éxito huir a pie. En su recorrido aterrador ha provocado la muerte a una joven de 18 años y ha herido a otras 22 personas, incluyendo a la hermana de 13 años de la fallecida. Cuatro de los heridos se encuentran en estado crítico.

El conductor, que ha sido detenido y está bajo custodia policial, ha sido identificado como Richard Rojas. Es un estadounidense de 26 años, vecino del barrio del Bronx, que según ha informado el alcalde es un veterano que pasó por la Marina. Tenía antecedentes penales y al menos en dos ocasiones (una en 2008 y otra en 2015) había sido detenido por conducir ebrio o drogado. Según fuentes policiales, este jueves también estaba bajo los efectos de alguna sustancia, aunque ese extremo, como informaciones de que lo reconoció al ser arrestado, no se han confirmado aún oficialmente.

El responsable oía voces

El conductor, Richard Rojas, un hombre de 26 años residente del barrio neoyorquino del Bronx y que salió de la armada estadounidense por problemas disciplinarios, contó a la policía que estaba oyendo voces y que esperaba morir, según dos agentes.

Tras el choque, salió del vehículo corriendo, gritando y saltando antes de ser reducido por policías y peatones en medio de una escena de caos.

"Empezó a gritar, ninguna palabra en concreto, solo gritaba. Agitaba los brazos al mismo tiempo”, dijo Ken Bradix, supervisor de seguridad de un restaurante Planet Hollywood cercano, que atajó a Rojas.

En un primer momento, Rojas dio negativo por consumo de alcohol, pero queda conocer los resultados de pruebas más exhaustivas de consumo drogas, dijeron dos agentes que no estaban autorizados a discutir el tema en público y hablaron con The Associated Press bajo condición de anonimato. Rojas dijo a los policías que estaba escuchando voces, agregaron.

El incidente ocurrió en un zona de la ciudad considerada desde hace tiempo posible objetivo terrorista por la multitud de personas que atrae, una preocupación que se incrementó tras los ataques del 11 de septiembre y los más recientes registrados en Inglaterra, Francia y Alemania, donde vehículos arrollaron a peatones.

Los motivos de Rojas no estuvieron claros por el momento, pero el alcalde de Nueva York, el demócrata Bill de Blasio, señaló que "no hay indicios de que fuese un acto de terrorismo".

Volver

Comentarios