test

Donald Trump da indulto a mujer condenada a cadena perpetua

Publicado: 07 Junio 2018

Puede que en estos momentos no haya en Estados Unidos nadie más agradecido al éxito y la popularidad de los personajes de la televisión realidad, a la cultura de las 'celebrities' y al poder de la fama que Alice Marie Johnson.

Esta mujer con bisnietos ha pasado casi 22 de sus 63 años en una cárcel federal de Aliceville (Alabama), donde entró en 1996 tras ser condenada a cadena perpetua, pese a que no tenía antecedentes, por un delito de drogas no violento.

Este miércoles ha visto como el presidente del país, Donald Trump, ha conmutado su pena. Y en la decisión ha pesado significativamente el lobi que ha hecho a su favor Kim Kardashian, una famosa con ocho millones de seguidores en Twitter más que Trump (y 102 millones más en Instagram).

El anuncio de la Casa Blanca de la conmutación de la pena de Johnson ha llegado justo una semana después de que Kardashian se reuniera con el presidente en el Despacho Oval, un “gran encuentro” según lo definió Trump aquel día en un mensaje en Twitter.

Y aunque en el comunicado de este miércoles no se menciona a la famosa y sí el esfuerzo y trabajo de rehabilitación que ha realizado la propia Johnson, es evidente el peso que ha tenido en la decisión la campaña a favor de la conmutación de la pena de Kardashian, que se ha mostrado eufórica, cómo no, en las redes sociales.

Se trata de la segunda conmutación de una pena que aprueba Trump tras la de un empresario en diciembre de 2017, pero el presidente también ha usado ya en varias ocasiones su poder de indulto.

Y en el conjunto de esas decisiones de clemencia se intuye un patrón en el que el mandatario no solo escucha a amigos y asesores y ejerce su poder lanzando mensajes políticos (que ejemplifican perdones como los del sheriff xenófobo Joe Arpaio o el de Scooter Libby, que fue jefe de gabinete de Dick Cheney cuando este era vicepresidente) sino también a famosos.

A finales del mes pasado, por ejemplo, Trump concedió el perdón póstumo a Jack Johnson, el boxeador negro que fue condenado por una relación interracial. El actor Sylvester Stallone fue quien le había llamado para contarle la historia del púgil y solicitarle el perdón.

Volver

Comentarios