test

¿Miedo a reportar un ataque sexual?

Publicado: 11 Octubre 2018 | Visto 118 veces

En las últimas semanas, uno de los temas más prominentes y visibles en los medios y redes sociales ha sido el del ataque sexual.

A raíz de las denuncias de la doctora Christine Blasey Ford en contra del juez Brett Kavanaugh, nominado por el presidente Trump para la Corte Suprema, y ahora juez electo millones de mujeres revivieron ataques y abusos sexuales que sufrieron años e incluso décadas atrás. Muchas de ellas incluso se animaron a revelar los secretos que por años habían intentado olvidar.

Millones de niños, adolescentes, jóvenes y adultos son atacados sexualmente por lo menos una vez en sus vidas. Pero a pesar de la abundancia y frecuencia de los casos, sólo un pequeño porcentaje de víctimas se anima a reportar el abuso.

Laura, una inmigrante de 65 años de edad que pidió no compartir su apellido públicamente, es una de las miles de mujeres que nunca se animó a compartir su experiencia de asalto sexual, en su nativa Argentina.

“Las mujeres de mi generación crecimos escuchando que cuando un muchacho se sobrepasaba con nosotras, era culpa nuestra, por la manera de vestirnos, o por la manera de actuar”, reflexionó la inmigrante.

Laura compartió un incidente que nunca pudo borrar de su mente, durante una visita al ginecólogo, a los 19 años de edad.

“Quizás yo era demasiado inocente para mi edad. Pero cuando el médico empezó a tocarme, ya no como doctor, sino de forma sexual, yo no supe cómo reaccionar, me paralicé y no pude decir nada”, compartió. La víctima no se animó a contarle a sus padres, porque creyó que la culparían a ella.

“Decidí ir con el cura de la iglesia a la que siempre iba y le conté lo que me había ocurrido”, recordó la víctima. Pero el sacerdote reaccionó del mismo modo que Laura temía que reaccionen sus padres.

“Me dijo que era mi culpa, que ‘algo debía haber hecho’ para inducir al médico a cometer pecado y terminó dándome una penitencia extra por ‘haberlo provocado’. Sentí tanta vergüenza que preferí ya no decir nada”. No fue hasta hace un año, tras la traumática experiencia con su confesor de décadas atrás, que Laura pudo compartir el incidente con su pareja actual.

No estás sola

Después del testimonio de la doctora Ford, RAINN, la mayor organización del país contra la violencia sexual, recibió en su “hotline” más de 3,000 llamados de víctimas, la mayor cantidad recibida en sus 24 años de historia. En un comunicado, la organización reportó un aumento del 338% en el tráfico de llamados de las víctimas. En septiembre de este año, la organización ayudó a 28,509 sobrevivientes de ataque sexual y a sus seres queridos, un promedio de 950 personas por día, comparado con 18,129 personas del año pasado.

No te calles: qué hacer luego
de un ataque sexual

Si has sido atacada o atacado sexualmente, lo primero que debes saber es que no es tu culpa. Si quieres conservar la posible evidencia de ADN, puedes pedir un examen forense, conocido como Kit para casos de violación, o “Rape Kit”. No es mandatorio reportar la violación para poder obtener el examen. Para encontrar un sitio cercano a tu domicilio, puedes visitar https://centers.rainn.org/. Por otro lado, sí es mandatorio reportar cualquier asalto cometido a una persona menor de edad.

Signos de abuso

En muchos casos, los niños más pequeños temen o no saben cómo reportar que están sido abusados. Estos son algunos de los signos que los padres, familiares o personas cercanas deben contemplar:

El menor o la menor se niega a cambiarse la ropa o a bañarse.
• La víctima comienza a orinar en su cama, a pesar de su edad avanzada para hacerlo.
• Pesadillas, miedo y preocupaciones excesivas.
• Retraso en comportamientos como el ponerse los dedos en la boca.
• Conversaciones o conocimiento excesivo de temas sexuales

Asalto sexual en cifras

No sólo las violaciones se consideran ataques sexuales. También están incluidos los intentos de violación, las caricias sexuales no solicitadas y los actos sexuales forzados de todo tipo.

Cada 98 segundos, un estadounidense es atacado sexualmente. Y cada ocho minutos, la víctima es un niño o niña.
• Sólo 6 de cada 1,000 atacantes termina en prisión.
• En EEUU, nueve de cada 10 víctimas de una violación son mujeres.
• Una de cada seis mujeres estadounidenses ha sido víctima de una violación o intento de violación. Mientras que uno de cada 33, o el 3%, de hombres estadounidenses ha sido víctima de una violación o intento de violación.
• Entre 2009 y 2013, las agencias de servicios de protección al menor reportaron que alrededor de 63,000 niños por año son víctimas de abuso sexual.
• Siete de cada 10 asaltos sexuales son cometidos por alguien a quien la víctima conoce.

Volver

Comentarios