test

Un terabyte en una pequeña USB

Publicado: 11 Enero 2018 | Visto 407 veces

Televisores, móviles, nuevos ‘chips’ y hasta coches inteligentes. El CES, la mayor feria tecnológica del mundo, cada año nos deja un montón de productos que llaman la atención de la industria y uno de ellos mide apenas 4 centímetros. Se trata de una ‘memoria flash’ con salida USB-C de 1 terabyte, la más pequeña del mundo con esa capacidad, según la empresa, que demuestra cómo ha avanzado la industria del almacenamiento en los últimos años. Presentado por SanDisk, este ‘pen drive’ deja atrás el USB 3.0 para apostar por la nueva salida que montan ya casi todos los móviles Android y cada vez más ordenadores.

La competencia en el terreno del almacenamiento crece año a año con gigantes como el propio SanDisk o Kingston peleando por este jugoso mercado. En 2017 Kingston dejó en el CES su marca con un pequeño ‘pen drive’ USB de 2 TB pero este 2018 su principal competidor ha querido desquitarse y ha presentado este diminuto producto que, además, sigue la línea de algo que se pide desde hace años: la posibilidad de poder conectar la memoria al móvil sin adaptadores ni nada similar. SanDisk olvida el USB 3.0 y apuesta por el USB-C en un movimiento que se apoya en algo bastante asentado en la industria: que el móvil está ganando peso a pasos agigantados sobre el ordenador.

Pero este no es solo un producto para móviles ya que cada vez más ordenadores incorporan también puerto USB-C en una evolución que incluye a fabricantes como Apple, que en sus nuevos MacBook ya introduce esta salida aún desconocida para muchos. El objetivo, según la empresa, es que sea más fácil que nunca guardar, mover y compartir información a tu gusto.

“Los ‘smartphones’, drones, cámaras de acción y gafas de realidad virtual (VR) están capturando y creando contenido que los usuarios desean tener y compartir con amigos y seguidores por igual. Por ello, los consumidores buscan maneras más fáciles de capturar, preservar, acceder y compartir su contenido personal a medida que se vuelve más rico y robusto”.

¿Lo peor? De momento solo es un prototipo, como la mayoría de productos que se presentan en esta feria, aunque la empresa asegura que eventualmente se pondrá a la venta. Eso sí, todo apunta a que no será algo tremendamente asequible para todos los bolsillos. A día de hoy una memoria SSD USB-C de Sandisk de esa capacidad y tamaño normal ronda los 350 dólares, y seguramente este nuevo producto supere ese precio.

Volver

Comentarios