test

Con nanopartículas pretenden restaurar a una catedral en Europa

Publicado: 12 Febrero 2018

La catedral vieja de Vitoria participará junto con las catedrales de Pisa, Viena, Colonia y Gante en el proyecto Nano-Cathedral para reforzar su estructura.

Según el portal de eitb, esta iniciativa que arrancó en 2015 tiene como objetivo aplicar nanopartículas para conservar los edificios, ya que pueden penetrar en las grietas más minúsculas y evitar así el deterioro interior de cada bloque.

Además de representantes de las cinco ciudades, ha acudido a Vitoria personal de la Universidad Politécnica de Valencia, de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, del museo donostiarra de San Telmo y el Bellas Artes de Bilbao, del Gobierno de Navarra y de la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Madrid, para dar con la clave que podría solucionar los males de sus edificios históricos.

“La idea es aplicar esta nueva tecnología para restaurar los sillares de los edificios, fortaleciéndolos desde dentro de tal forma que los huecos vuelvan a juntarse, ya que muchas veces los poros y las grietas son tan pequeños que los productos tradicionales no logran penetrar en ellos”, ha explicado el coordinador del proyecto Andrea Lazzeri.

Con las nanopartículas se aspira a blindar los poros ante situaciones de humedad, bajas temperaturas y polución. Aun así, cada tipo de material (mármol, arenisca o caliza) y el clima del entorno obligan a emplear una solución diferente en cada lugar, por lo que el consorcio ha testado 35 soluciones en 12 tipos de piedras distintas para frenar el deterioro interno.

El proyecto Nano-Cathedral finaliza dentro de seis meses, aunque se mantendrá activa la evaluación de los resultados. Además, algunos de los participantes del consorcio han abierto el debate para prolongarlo y comercializarlo.

Volver

Comentarios