test

Visita histórica del Papa a Emiratos Arabes

Publicado: 05 Febrero 2019 | Visto 313 veces

El papa Francisco llegó este domingo a Abu Dhabi, en lo que constituye la primera visita de un jefe de la Iglesia católica a la península arábiga.

La organización Human Rights Watch le solicito al pontífice que interceda por la situación de derechos humanos en Yemen, donde Emiratos interviene militarmente junto a Arabia Saudita.

La visita de Francisco a Emiratos Árabes Unidos (EAU) era también una oportunidad para el país emiratí para mostrar su relativa apertura y tolerancia, especialmente respecto a sus vecinos de la península.

En un discurso largo y más directo de lo habitual, Francisco elogió esos avances, pero no escatimó referencias a la mayoría de carencias que todavía constriñen los derechos y libertades del país y de sus vecinos.

En un gesto insólito y dirigiéndose a todos los estados de la península arábiga (lo subrayó al inicio del discurso), resaltó la importancia de permitir la libertad religiosa plena para poder mantener una relación de reciprocidad.

Los avances en este campo durante el pontificado, que busca ampliar los horizontes de una Iglesia que pierde fieles, han sido importantes en lugares como China. EAU es mucho más abierto que sus vecinos: permite la libertad de culto, pero no existe la libertad religiosa: la posibilidad de hacer proselitismo o cambiar de religión. Algo que, en realidiad, choca de frente con la naturaleza expansiva católica y que el Papa pidió en su discurso reconsiderar.

“La libertad [religiosa] no se limita solo a la de culto, sino que ve en el otro a un verdadero hermano, un hijo de mi propia humanidad que Dios deja libre y que, por tanto, ninguna institución humana puede forzar, ni siquiera en su nombre”.

Las organizaciones humanitarias habían reclamado a Francisco que lanzase un mensaje claro para denunciar la represión contra los disidentes y, sobre todo, la campaña militar en la que EAU participa contra los rebeldes yemeníes, acusada de cometer crímenes contra la población civil.

Emiratos tiene un papel importante en la coalición que lleva luchando contra los Huthi desde 2015, y a la que se ha acusado con regularidad de bombardear indiscriminadamente escuelas, mercados y domicilios.

Aunque leve, la referencia terminó llegando. “La fraternidad humana nos exige, como representantes de las religiones, el deber de desterrar todos los matices de aprobación de la palabra guerra. Devolvámosla a su miserable crudeza. Estoy pensando de modo particular en Yemen, Siria, Irak y Libia”.

Volver

Comentarios