test

Honduras: Brujos realizan ritos satánicos en la cordillera del Merendón

Publicado: 01 Noviembre 2019 | Visto 552 veces

Ya cuando la oscuridad le daba paso al alba en una zona boscosa de la cordillera de El Merendón, se vio a un grupo de personas vestidas de negro que abandonaban la zona a la carrera, dejando en el área varios objetos con los que habían realizado una noche de embrujos y ritos satánicos, en San Pedro Sula.

Pero los hondureños que descubrieron el altar, además de ese horror, tuvieron que llamar a la Policía, pues no daban cabida en su mente a que encontraron listas de nombres de iglesias y pastores, en las que se nota que imploraban que no siguieran evangelizando.

Un testigo relató a la Policía, a manera de denuncia, que tienen que llegar expertos a la zona a realizar el levantamiento, pues en las listas que dejaron, se pueden leer los nombres de las iglesias: La Cosecha, Ebenezer, Filadelfia, Llaves del Reino, así como los nombres de sus pastores.

Mientras que pastores que llegaron a la zona, informaron que son parte de un culto que practica el satanismo y que estaban invocando al maligno para que las iglesias no continúen evangelizando.

«Esto no solo es una reunión de amigos -dijo uno de los expertos- ya con mucha anterioridad habían preparado muñecos y le colocaron fotos de los pastores en el rostro, los pusieron en botes con alcohol».

«Ya en el rito que hicieron, los amarraron con cintas rojas y después procedieron a quemarlo, no se sabe con que propósito».

Los ciudadanos que se desplazan todos los días por el sendero de El Merendón, vieron con extrañeza al grupo de personas vestidas de negro, mientras que uno tenía en su cara una máscara de chivo con grandes cuernos, quienes al percatarse se fueron corriendo a unos de los tres vehículos que estaban estacionados en los bajos de las laderas de la cordillera, que da acceso a San Pedro Sula.

Otro de los testigos dijo a la policía que logró contar que eran 13 personas las que estaban vestidas de esa manera inusual, y que no lograron echar todo lo que tenían en una bolsa plástica negra, que la subieron a uno de los automotores.

Los denunciantes aseguraron encontrar en el lugar algunos huesos y tierra presuntamente de cementerio.

«Lo que querían era la destrucción de las iglesias cristianas en Honduras», dijo otro pastor que fue llamado para que se uniera a las oraciones que se hicieron en la zona, pidiendo el perdón de Dios para los adoradores del mal.

Volver

Comentarios