test

Muere John Singleton, revulsivo del cine afroamericano

Publicado: 30 Abril 2019 | Visto 905 veces

Pocos cineastas han dado un golpe en la mesa tan rotundo con su primera película como lo hizo John Singleton con tan solo 23 años cuando estrenó en 1991 Los chicos del barrio (Boyz N The Hood), con la que logró ser el primer cineasta afroamericano y el realizador más joven en ser candidato al Oscar a la mejor dirección y además sumó otra candidatura al guion original.

No ganó, fue el año de El silencio de los corderos, pero Singleton entró en la industria por la puerta grande, y así inició una carrera en la que prefirió anteponer la calidad a la cantidad. Por eso, había mucho interés en varios proyectos con los que se relacionaba su nombre, el de un creador con solo 51 años, y que se pararon el pasado 17 de abril, cuando Singleton se acercó a realizarse un chequeo al hospital Cedars-Sinai en Los Ángeles y allí sufrió un derrame cerebral, probablemente relacionado con su hipertensión.

Este lunes su familia ha decidido desconectar su soporte vital y ha fallecido, según han anunciado sus allegados, minutos más tarde. En estos momentos, más allá de varios rumores sobre sus próximos proyectos, Singleton estaba produciendo la tercera temporada de Snowfall para la cadena FX.

Singleton, angelino, estudió Escritura Cinematográfica en la Universidad de California del Sur y obtuvo varios galardones universitarios, como el Premio Jack Nicholson (1989) y el Premio Robert Riskin (1990).

Era un chaval con un gran guion bajo el brazo en el momento en que Spike Lee también estaba comiéndose el cine independiente y Columbia Pictures encontró en Singleton el perfecto director afroamericano: agresivo en su cine pero con clarividencia para entender las posibilidades que se le abrían en el sistema.

Con su debut con Los chicos del barrio, realizado a los 23 años, se convirtió en el primer realizador afroamericano y el cineasta más joven, lo fue con 24 años de la historia en ser candidato al Oscar a la mejor dirección, y de paso también le fue al mejor guion.

Los chicos del barrio se basaba en sus propias experiencias en el barrio de South Central y Singleton recordaba años después que fueron sus padres, al mantenerle alejado de la calle, los que le salvaron de ser un delincuente más. "¿Sabe por qué me critican en Estados Unidos y me acusan de hacer cine violento? Porque soy negro.

En mi país no les gusta que un negro haga algo bien", decía a este diario en 1995. Se convirtió en una voz poderosa en su comunidad.

Volver

Comentarios