test

México celebra los 104 años de nacimiento de Tin Tan

Publicado: 19 Septiembre 2019 | Visto 527 veces

Germán Genaro Cipriano Gómez Valdés Castillo, más conocido como "Tin Tan", fue un actor, cantante y comediante mexicano.

Nació el 19 de septiembre de 1915, Ciudad Juárez, México
y falleció el 29 de junio de 1973, en la Ciudad de México, México; a causa de cáncer hepático.

Sus hijos, Rosalía Valdés, Carlos Valdés.

Tin Tan, su nombre artístico "Tin Tan".

En Ciudad de México hay una estatua de casi cuatro metros de alto que inmortaliza la esencia de "Tin Tan", uno de los muchos apodos con el que se conoció a Germán Valdés, un versátil cómico que cantaba, actuaba y hasta doblaba películas.

Le daba igual cine que teatro o radio, porque supo encarnar como nadie el espíritu de los pachucos, personajes parranderos, vagos y mujeriegos pero que supo reconvertir en alegres, bondadosos y simpáticos.

Germán Genaro Cipriano Gómez Valdés Castillo, que así era su largo nombre, nació el 19 de septiembre de 1915, en la Ciudad de México. Su padre trabajaba en la aduana y fue trasladado al puerto de Veracruz primero, y después a Ciudad Juárez cuando el futuro "Tin Tan" era adolescente.

Tuvo ocho hermanos, entre ellos tres que también se dedicaron a la interpretación: Ramón Valdés, conocido por interpretar a don Ramón en el programa El Chavo del Ocho, Antonio Valdés Castillo, también cómico del programa Puro Loco, y Manuel "El Loco" Valdés.

La vida de Valdés como pachuco comenzó en la estación de radio La XEJ de Ciudad Juárez a los 19 años. Un día, mientras arreglaba los cables, el joven, bromeando y pensando que nadie estaba escuchándolo, imitó al cantante mexicano de boleros Agustín Lara.

Este gesto inocente impresionó a su jefe y fue el trampolín en la entrada de Valdés en las ondas con el personaje de Topillo Tapas. Y en el programa de radio diario titulado El Barco de la ilusión, Germán cantó e hizo imitaciones mezclando inglés y español, el famoso spanglish.

Pachuco y pachuca es un término coloquial que hace referencia a los jóvenes de origen mexicano, de clase social baja, que vivían en las ciudades del sur de Estados Unidos en la década los 50 y que se caracterizaban por defender su identidad como grupo social frente a las costumbres estadounidenses. Tenían una forma característica de vestir y también de actuar como pandilleros y granujas.

En julio de 1943, la Compañía Paco Miller, un grupo de vodevil compuesto sobre todo por artistas mexicanos, invitó a Valdés a unirse a ellos en su gira por California y México. Valdés continuó desempeñando el papel de un pachuco, ahora acompañado por su carnal (hermano de otra madre) Marcelo Chávez.

Cuando el grupo llegó a la Ciudad de México, Paco Miller decidió cambiar el nombre artístico de Valdés. Miller tomó prestado el nombre "Tin Tan" de Juan Muñoz Leyva, una estrella de radio chilena, conocida como "El niño de tin tan" porque concluía sus monólogos usando un vaso lleno de agua para producir el sonido "tin tan". Con este nuevo nombre artístico, tomó casi por asalto la Ciudad de México.

Al poco tiempo, Germán Valdés fue contratado para trabajar en la estación de radio XEW, el hogar de las celebridades más importantes de México y que jugó un papel destacado en el lanzamiento al estrellato de muchos de los actores más famosos del país azteca.

A los dos años en la capital del país "Tin Tan" ya consiguió el papel principal en la película El hijo desobediente (1945). El largometraje comparte muchas de las técnicas y estrategias cinematográficas de la época, con una historia de amor y un caso de identidad confusa.

El uso coloquial del lenguaje, lleno de humor, permite al protagonista burlarse siempre de sus enemigos. Sin embargo, El hijo desobediente es distinto en el uso del pachuco en la imitación de cantantes.

En el fondo, "Tin Tan" resultaba similar a muchos actores de cine de mediados del siglo XX, pero su sensibilidad lo diferenció hasta el punto de que muchos hombres imitaron su forma de hablar y de vestir, viéndose en muchos salones de baile de la época el estilo de sus trajes y sus zapatos de dos tonos estilo pachuco, señalando todos a Germán Valdés como el artífice de esta moda.

La transformación de Valdés en el icono mexicano "Tin Tan" es el resultado del contexto cultural, social e histórico que se entrecruza a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, que dio lugar a la generación mexicoamericana.

Germán hizo la transición del teatro popular al cine, cantó canciones clásicas mexicanas, usó el lenguaje de manera creativa para burlar a sus enemigos y se benefició de una creciente y sólida industria de la radio y el cine mexicano.

Sus éxitos llamaron continuamente la atención de los productores cinematográficos, y la consagración definitiva llegó al comenzar a trabajar con el director Gilberto Martínez Solares, convirtiéndose junto a Cantinflas en el cómico más cotizado del país.

Hacía siempre equipo inseparable con comediantes de gran calidad, y entre sus escenas más memorables están las protagonizadas junto a Pedro Infante en la película ‘También de dolor se canta’, considerada un clásico del cine mexicano.

Asimismo, es memorable la versión cinematográfica de la novela de José Rubén Romero La vida inútil de Pito Pérez, junto a Andrés Soler, Anabel Gutiérrez y Eduardo Alcaraz, llevada a la pantalla con el título de Las aventuras de Pito Pérez.

En la década de los 70 el consagrado Tin Tan comenzó a sacrificar la calidad por la cantidad, y sus actuaciones perdieron la frescura y la magia de sus inicios, llevándolo a caer cada vez más en papeles secundarios de películas de poca trascendencia.

Sin embargo, en esos momentos se reinventó a sí mismo y destacó como doblador de cine con el oso Baloo en El libro de la selva, o el gato ‘O’Malley’ en Los Aristogatos.

A lo largo de su larga vida sobre los escenarios sus apodos fueron variados: El Pachuco de México, El Rey del Barrio, el Trompudo y La chiva, que fue con el que se dio a conocer con su primer cortometraje independiente llamado: El que la traga, la paga.

En otra de sus facetas, la música, su grabación más famosa fue la canción Bonita, de Luis Alcaraz, quien alguna vez declaró que la mejor interpretación de su obra se la debía al cómico pachuco.

Una de sus características principales y más elogiadas fue su capacidad para fusionar géneros musicales y su habilidad para hacer improvisación, estilo que importó del jazz estadounidense y que aderezó con su particular modo para interpretar piezas de swing y boogie boogie en varias de sus primeras películas y logrando rasgos que años más tarde explotaría el rock and roll nacional.

Después, grupos de rock latino se inspiraron en él para algunas de sus creaciones, como Maldita Vecindad, Los Nelzon y Panteón Rococó, entre otros. En 2010 se realizó el largometraje documental "Tin Tan", producido por su hija, la también cantante Rosalía Valdés, y dirigido por Francesco Taboada Tabone, en el que sus antiguos compañeros de escena le hacen un homenaje.

En los últimos años de su vida Germán Valdés padeció una hepatitis que le ocasionó posteriormente cirrosis hepática, y que junto a un cáncer de páncreas causaron su fallecimiento el 29 de junio de 1973 en la Ciudad de México, a los 57 años.

A pesar de su fama, al morir no dejó fortuna alguna, y en su testamento todo lo dejaba para que su esposa Rosalía y sus hijos Rosalía y Carlos, que en ese entonces eran menores de edad, pudieran salir adelante.

Más de un centenar de películas en la época del cine de oro mexicano mantienen vivo su legado junto a memorables actuaciones en radio y teatro de quien perpetuó el personaje del pachuco para adaptarlo a la simpatía mexicana con todo tipo de oficios y alejándolo de la imagen americana donde nació.

Volver

Comentarios