test

Tekashi 6ix9ine regresa y rompe récord en Instagram Live

Publicado: 10 Mayo 2020 | Visto 79 veces

Según lo prometido, Tekashi 6x9ine llegó a Instagram Live el 8 de mayo, aunque casi una hora tarde, con el tema de «Bad Boys» en el fondo y abordó su reputación de «soplón», rompiendo un récord Live en el proceso.

Mientras hablaba con los más de 1.9 millones de espectadores que sintonizaron, explicó que no tenía otra opción que salvarse.

Tekashi enfatizó cuán desleales eran los Nine Trey Blood Gang, incluso cuando estaba tratando de ayudarlos a salir de la pobreza. También critica a sus enemigos, diciendo que «no quieren entender» por qué hizo lo que hizo.

«Si una rata llegara a casa e hiciera más números que yo, también estaría enojado» dijo. «Me gustaría. Te prometo que estaría loco. Tienes alguna razón para enojarte. No importa cuán sucio arrojes sobre mi nombre yo ya lo vi todo: todos quieren estar callados ahora. Durante dos años, todos se burlaron de mí... Todavía vine a casa y soy una leyenda a la edad de 24 años porque llegué a casa y la rata está haciendo más números que tú».

Tekashi también afirmó que miembros de la pandilla estaban durmiendo con la madre de su hijo, Sara Molina, mientras él estaba de gira tratando de ganar dinero para ellos.

Desde el pasado mes de abril a Tekashi le concedieron liberación compasiva
A 6ix9ine le concedieron una liberación compasiva de prisión el mes pasado con cuatro meses restantes en su sentencia original. Regresó al rap el viernes por la tarde con su vídeo de “GOOBA” con su monitor de tobillo en exhibición.

Según revelaron diversos medios estadounidenses como Rolling Stone, el estado de salud del artista lo incluía en poblaciones vulnerables. Además, tenía alto riesgo de contraer COVID-19 después de que le diagnosticaron bronquitis y sinusitis a finales de 2019.

Es por ello que la defensa del rapero solicitó a un juez la posibilidad de continuar con su sentencia desde casa.

Lance Lazarro, abogado de 6ix9ine , dijo que su cliente se había quejado ante lo custodios en los últimos días por falta de aliento. Pero que no se le permitió ir al hospital a pesar de que el director médico de su instalación lo recomendó.

En un principio, el juez Paul Engelmayer, quien lo sentenció a dos años de prisión, incluidos 13 meses que ya habían sido cumplidos, rechazó la solicitud de liberación argumentando que no tenía la autoridad legal para hacerlo.

Volver

Comentarios