Muere el cantante español Pau Donés

Publicado: 09 Junio 2020 | Visto 106 veces

Se convirtió en estrella pop a los 30, a lomos de una canción, ‘La flaca’, que durante largos meses las radios no quisieron programar, y se impuso al síndrome del ‘hit’ de temporada haciendo de Jarabe de Palo un vehículo duradero que fue la extensión de su personalidad.

Suyo fue el hallazgo de un rock latino de rimas sencillas y ocurrentes, combinando la sensualidad con una filosofía de vida positiva que sirvió luego para arroparle en su trance con la enfermedad.

Pero Pau Donés advirtió siempre que el cáncer, que se le diagnosticó en agosto del 2015, acabaría ganando la partida, y este martes se hizo triste realidad su pronóstico.

Se fue mandándonos una carta de despedida luminosa y, según sus palabras, “buenrollista a tope”, el álbum de Jarabe de Palo ‘Tragas o escupes’, lanzado por sorpresa hace solo dos semanas. Iba a salir en septiembre, pero se adelantó la publicación y así pudo él disfrutar de la cálida respuesta de sus seguidores.

Jarabe de Palo fue él y la cambiante tropa de músicos que basculó a su alrededor; una marca bajo la que buscó amparo ese autor de canciones que había pasado muchos años mandando sin éxito maquetas a las discográficas mientras trabajaba en la publicidad con su hermano pequeño Marc.

Nacido en Barcelona (11 de octubre de 1966) aunque muy vinculado a la localidad de Montanui (en la Ribagorza oscense), de donde procedía su padre, Amado, Pau fue el chico disléxico de inestable rendimiento escolar (le expulsaron de varios colegios) al que, a los 16 años, le sacudió la tragedia cuando su madre, la barcelonesa Núria, se quitó la vida.

Al adolescente Pau le correspondió asumir responsabilidades familiares en el día a día, mientras su padre acudía al trabajo.

Luego, los estudios de Económicas fueron dando paso al trabajo en publicidad y al desarrollo de la afición musical, con un par de grupos embrionarios, Jay & Company Band y Dentaduras Postizas, ambos con Marc Donés a la batería.

'La flaca', el álbum, se presentó en una tanda de quince conciertos en La Boîte, en octubre de 1996, un punto de partida todavía discreto para una banda que fue ganando consistencia a lo largo de los siguientes meses y que estableció una alineación sólida y reconocible en torno a Jordi Mena (guitarra), Toni Saigi ‘Chupi’ (teclados), Marià Roch (bajo), Àlex Tenas (batería) y las sucesivas percusiones de Dani Forcada y Luis Dulzaides.

Volver

Comentarios