test

La UE anuncia represalias si EEUU amenaza sus intereses en Cuba

Publicado: 17 Abril 2019 | Visto 255 veces

Si el Gobierno de Donald Trump reactiva la posibilidad de sanciones a las inversiones de entidades e individuos europeos en Cuba, la Unión Europea tomará represalias.

Así lo notificaron por carta la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, y la responsable de comercio, Cecilia Malmström, en una misiva enviada la semana pasada al secretario de estado estadounidense, Mike Pompeo.

En ella dejan constancia por escrito de su "preocupación" y anuncian que "la UE se verá obligada a utilizar todos los medios a su disposición" si Washington reactiva el título III de la Ley Helms-Burton, congelado hasta ahora, pero que de activarse permitirá demandar ante los tribunales federales estadounidenses a empresas que se hayan lucrado con los bienes expropiados en la isla caribeña por la revolución cubana de 1959.

La decisión podría abrir la puerta a que miles de exiliados cubanos, nacionalizados estadounidenses, presentaran demandas en Estados Unidos contra empresas europeas como, por ejemplo, cadenas hoteleras presentes en la isla.

"La Unión Europea reitera su fuerte oposición a la aplicación extraterritorial de medidas restrictivas unilaterales que contradicen la legislación internacional. La UE está preparada para proteger los intereses europeos, incluidas las inversiones europeas y las actividades económica de entidades e individuos en sus relaciones con Cuba, si estos llegaran a verse afectados", ha anunciado el portavoz del Ejecutivo comunitario Alexander Winterstein.

El portavoz comunitario ha eludido pronunciarse sobre el tipo de represalias que podrían tomar si Washington activa la medida a partir del 2 de mayo. "No voy a especular hasta que las autoridades estadounidenses no nos comuniquen oficialmente", ha indicado. Fuentes comunitarias aseguran, no obstante, que la UE dispone "de instrumentos para reaccionar si se confirman las medidas".

La UE ya demandó en su día al Gobierno de Estados Unidos ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) cuando aprobó la legislación, pero retiró la demandas tras el compromiso de Washington de que las empresas e individuos europeos que operasen en Cuba quedarían exentos de posibles reclamaciones.

Desde entonces, las medidas se han mantenido en suspenso pero la intención de la Administración devTrump de intensificar la presión sobre La Habana augura una nueva pelea que se suma a las que ya enfrentan a Washington y Bruselas por los aranceles del acero y el aluminio europeo y la disputa por los subsidios a Boeing-Airbus.

Estados Unidos amenazó la semana pasada con imponer aranceles por 11.000 millones de dólares a productos europeos y este miércoles la UE le ha devuelto el golpe publicando una lista por valor de 20.000 millones de dólares que incluye productos tan simbólicos como el kétchup, en represalia por las subvenciones estadounidenses al gigante Boeing. La decisión final sobre la cuantía la tomará la OMC.

Volver

Comentarios