test

Jambalaya Cultural - Un espacio con razón de ser

Publicado: 18 Abril 2019 | Visto 259 veces

Palabras..., 

Taller Literario la Piedra que Habla

Uno de los espacios más congruentes y firmes que dio muestras de una verdadera labor cultural fue el que formamos un grupo de estudiantes universitarios quienes desde diversas ramas literarias le entregamos, y continuamos entregándole a la sociedad algunos trabajos llenos de humanismo, lirismo, disciplina, creatividad, compromiso y formalidad.

La licenciada Helen Umaña, directora de la Revista Tragaluz, se esmeró en publicarnos una entrevista que sirvió para seguir expandiendo nuestro interés por el arte, la crítica y la valorización exacta de cada publicación y del estudio en general.

El Taller literario, en la voz de cada uno de sus integrantes respondió de la siguiente manera:

P-Quienes forman ´´la Piedra que habla, que carrera estudian y, cual es la rama especifica que cultivan?

R-Hasta el momento, con excepción de Alejandra Calvo, costarricense, que pertenece a la carrera de Ciencias Sociales, lo integramos alumnos de la carrera de Letras del CURN. Somos: Marco Tulio Del Arca, Edilberto Lara, José Antonio Funes y Débora Ramos. Alejandra se orienta hacia el ensayo, a Edilberto, además de hacer poemas, le interesa el cuento, y los otros nos dedicamos a la poesía.

P-Cual fue la causa que los llevo a
integrarse como taller Literario?

R-La convicción que tenemos de la necesidad de que en San Pedro Sula, y en todo el País, existan grupos culturales que, en alguna forma, proyecten sus inquietudes en el conglomerado al cual pertenecen. Además, cada uno de nosotros se sentía aislado, platicando, fuimos viendo la necesidad de unirnos para intercambiar el potencial creativo. Vimos que solo unidos nos podíamos desarrollar mejor, no solo nosotros, también para enriquecer la vida cultural de la zona norte.

P-Desde cuando están trabajando juntos?

R-Con seriedad, se puede decir que empezamos el 28 de marzo de este año. Ello nos ha permitido ya un acercamiento con otras personas, de igual manera nos han estimulado algunos elementos del conglomerado universitario y de la Escuela Superior del Profesorado, lugares a los cuales hemos sido invitados para la lectura de nuestros trabajos.

P-Que objetivos se han trazado como grupo?

R- En primer lugar obtener una mayor formación personal. Realizar una continua labor de crítica y autocrítica que nos permita mejorar. En segundo lugar tratar de proyectarnos a otros lugares, para el caso, en la ciudad de Olanchito ya se tiene alguna inquietud por conocer este grupo. Recibimos una comunicación de aquella localidad en donde nos manifiestan el interés porque nosotros lleguemos allá y demos un recital. Además, están interesados en formar un grupo semejante tomando en cuenta la organización que tenemos. Desde otro punto de vista, el objetivo más grande está en el hecho de la necesidad que existe en nosotros hacia un público y quizá de un público hacia nosotros. Entonces, en ese sentido el gran objetivo del taller es la publicación de las obras de las personas que merezcan ser dadas a conocer. Queremos contribuir al ambiente cultural que muestra la Universidad. Por otra parte, ansiamos romper ese silencio. Debemos hablar y empezar a comunicarnos para dar a conocer lo que pensamos y sentimos, y como es que lo pensamos y como es que lo sentimos. Es muy importante formar parte de LA PIEDRA QUE HABLA, porque en alguna forma, ello nos permitirá vincularnos con el pueblo, hacer de la literatura un instrumento para ayudar a la sociedad, ya que, desde el momento que comenzamos a escribir, adquirimos un reto muy serio y de vital compromiso con la sociedad.

P-Cuales son los obstáculos
más grandes que han tenido?

R-Pensamos que la dificultad más grande que hemos enfrentado es el hecho de no tener una herramienta que nos señale un mejor criterio evaluativo. Carecemos de un cuerpo teórico de poesía y de narrativa que nos permita estar dentro del terreno de la literatura y evaluar correctamente. Decir con un margen de seguridad, esto tiene valor, esto no tiene valor. Nuestros intentos para que los trabajos sean mejores, chocan muchas veces con que nuestros juicios son de carácter subjetivo. Ese es un obstáculo para LA PIEDRA QUE HABLA.

P-Ustedes se llaman LA PIEDRA QUE HABLA, ¿Cómo surgió se nombre?..¿Podría tomarse como símbolo de alguna aspiración?...

R-El nombre surgió así: Fúnes y Del Arca se encontraban a la espera de los demás compañeros. Estaban sentados en una piedra que está a la entrada del CURN y, de tanto esperar, sale una frase muy rara del compañerismo Funes quien dice: ‘Es arrecho tener paciencia sobre esta roca... de repente nos habla´´... En esa forma, Del Arca objetiva la situación y le contesta: Oye, ya lo tengo, de ahora en adelante nos llamaremos LA PIEDRA QUE HABLA. Cuando los restantes compañeros fueron llegando a todos nos gustó la idea. La piedra es un elemento que ha tardado mucho en formarse y, de pronto sufre una evolución tan grande que adquiere la facultad de hablar. A veces un poco de esto es lo que le pasa a un autor. Un elemento mudo en su etapa de formación pero que con entrega y disciplina adquiere la capacidad de hablar. Además, la piedra está enterrada. Abajo yace algo mucho más grande. Por eso creemos que es un buen nombre.

EL POEMA DE HOY

EUCLIDES  PUDO HABERLO DICHO

El amor es un punto
donde un hombre
y una mujer se unen.
El amor es un punto
donde un hombre
y una mujer se separan.
El amor es un punto.

José Antonio Funes
POETA HONDUREÑO
Taller literario La Piedra Que Habla

Volver

Comentarios