test

La presencia militar en la frontera de México y Guatemala frena la migración

Publicado: 18 Junio 2019 | Visto 221 veces

La creciente presencia de fuerzas de seguridad mexicanas, en su mayoría Policía Naval en las laderas del río Suchiate, que separa México de Guatemala, ha conllevado un marcado descenso de cruces de migrantes indocumentados en este tradicional punto fronterizo.

Israel López Ordóñez, natural de Guatemala y balsero de profesión, declaró a Efe que desde hace una semana el flujo migratorio bajó sustancialmente, lo que impactó en los bolsillo de quienes trasladan de un lado a otro mercancías, pero también personas.

Reconoció que el coste por el trayecto que cobra a los inmigrantes indocumentados es de 25 pesos (unos 1,3 dólares), para cruzarlos de un lado a otro. "Sí ha bajado bastante (...) y nada va a ser igual. Hay mucha expectación, las cosas ya no serán iguales porque al ver la presencia de la autoridad aquí la gente ya no se va atrever a pasar", agregó.

Desde que se han anunciado las nuevas políticas migratorias de México, que incluyen el despliegue de miles de efectivos de la Guardia Nacional en el sur y sureste del país, han dejado de verse a cubanos, haitianos o africanos, comentó el balsero guatemalteco.

En su mayoría, quienes todavía se atreven a cruzar por este punto caliente son de El Salvador, destacó. "Eran bastantes las personas que venían del Congo, de Haití, de Cuba. Pero de estos lugares ahora ya no" llegan, insistió.

Más de 1.500 balseros trabajan en este paso natural en el río Suchiate donde dos ciudades, Ciudad Hidalgo y Tecún Umán, son un foco comercial y hay decenas de pequeños empresarios que cruzan a diario para comprar mercancía.

Para el vendedor de maíz Zeferino Rodas, la mayor presencia de fuerzas de seguridad ha impactado directamente en su negocio. "Nos estamos viendo perjudicados", denunció el comerciante, acostumbrado también al cruce de migrantes a través de las barcas de los balseros.

Volver

Comentarios