test

Nave espacial comercial llega con éxito a la Estación Espacial Internaciónal EEI

Publicado: 01 Junio 2020 | Visto 231 veces

Los astronautas de la NASA Robert Behnken y Douglas Hurley abrieron este domingo un «nuevo capítulo en la exploración espacial» al llegar a la Estación Espacial Internacional (EEI) a bordo de una cápsula de la compañía aerospacial SpaceX, en el que fue el primer vuelo comercial tripulado con humanos al laboratorio en la órbita terrestre.

«Aquí Houston, Bob y Doug, bienvenidos a la EEI», fueron las primeras palabras que escucharon los dos astronautas tras atracar con éxito en el módulo Harmony a las 14.17 GMT.

La nave de la compañía estadounidense es la primera en llegar a la órbita terrestre desde EE.UU. después de que la agencia aeroespacial estadounidense cancelara su programa de transbordadores en 2011, lo que obligó a la NASA a enviar a sus astronautas al espacio mediante la nave rusa Soyuz durante casi una década.

Este viaje es además la última prueba antes de que comiencen las misiones de la NASA operadas por compañías privadas como la de Elon Musk, que en 2014 obtuvo un contrato junto a Boeing para iniciar la comercialización de la órbita terrestre con la vista puesta en volver a poner al ser humano en la Luna y, posteriormente, llegar a Marte.

«Es un momento increíble para estar en la NASA. Nuevos vehículos que volarán, continuarán con las misiones en la órbita baja, y después a la Luna y a Marte. Gracias y enhorabuena», dijo Behnken a su llegada a la EEI.

Diecinueve horas después de despegar desde Cabo Cañaveral (Florida) acoplados a la punta del cohete Falcon 9 ante la atenta mirada del presidente estadounidense, Donald Trump, la cápsula bautizada como «Dragon Endevour» fue recibida por la tripulación de la EEI.

«La tripulación de la expedición 63 da la bienvenida al Dragon Endevour y a la tripulación del programa comercial a entrar a bordo de la EEI», señaló el astronauta estadounidense de la NASA Christopher Cassidy, que, junto a los comonautas rusos Anatoly Ivanishin y Ivan Vagner, llegó a bordo del Soyuz el pasado 9 de abril.

Este viaje es además la última prueba antes de que comiencen las misiones de la NASA operadas por compañías privadas como la de Elon Musk, que en 2014 obtuvo un contrato junto a Boeing para iniciar la comercialización de la órbita terrestre con la vista puesta en volver a poner al ser humano en la Luna y, posteriormente, llegar a Marte.

«Es un momento increíble para estar en la NASA. Nuevos vehículos que volarán, continuarán con las misiones en la órbita baja, y después a la Luna y a Marte. Gracias y enhorabuena», dijo Behnken a su llegada a la EEI.

Diecinueve horas después de despegar desde Cabo Cañaveral (Florida) acoplados a la punta del cohete Falcon 9 ante la atenta mirada del presidente estadounidense, Donald Trump, la cápsula bautizada como «Dragon Endevour» fue recibida por la tripulación de la EEI.

«La tripulación de la expedición 63 da la bienvenida al Dragon Endevour y a la tripulación del programa comercial a entrar a bordo de la EEI», señaló el astronauta estadounidense de la NASA Christopher Cassidy, que, junto a los comonautas rusos Anatoly Ivanishin y Ivan Vagner, llegó a bordo del Soyuz el pasado 9 de abril.

Volver

Comentarios