test

La opositora bielorrusa María Kolesnikova fue detenida en la frontera con Ucrania

Publicado: 08 Septiembre 2020 | Visto 136 veces

La dirigente opositora bielorrusa María Kolesnikova fue detenida en la frontera con Ucrania cuando intentaba abandonar ilegalmente Bielorrusia, informó hoy Belta, la agencia oficial de esa antigua república soviética.

“María Kolésnikova intentó salir ilegalmente del territorio de la República de Bielorrusia, pero fue detenida en la frontera”, indicó el medio oficial en su canal de la red social Telegram.

Los compañeros de la opositora denunciaron que Kolesnikova fue secuestrada el lunes en el centro de Minsk por varios enmascarados que la subieron a un minibús y se la llevaron con destino desconocido.

El Comité de Fronteras de Bielorrusia (CFB) informó, por su parte, de que Kolesnikova, junto con otros dos miembros del Consejo Coordinador para el traspaso pacífico del poder, Antón Rodnenkov e Iván Kravtsov, pasaron a bordo de un automóvil el control de “Alexandrovka” en la frontera bielorruso-ucraniana.

“Tras pasar el control aduanero y fronterizo, el automóvil avanzó en dirección a Ucrania y, al encontrarse con una patrulla de guardias fronterizos, aceleró la marcha, con peligro para la vida de un militar de la guardia fronteriza” bielorrusa, afirmó el portavoz de CFB, Antón Bychkovski.

Agregó que Kolesnikova “quedó fuera del medio de transporte”, ya que, de hecho, sus compañeros, “la bajaron de él y continuaron en dirección a Ucrania”. “Lo más probable es que se trate de un montaje para detener a Kolesnikova”, dijo a la agencia rusa Interfax una fuente del opositor Consejo Coordinador. Subrayó que ni Rodnenkov ni Kravtsov ni tampoco Kolesnikova tenía previsto salir del país.

Kolesnikova es una de las principales figuras de la oposición bielorrusa en el país. “Recibimos confirmación de que María fue presuntamente detenida en el centro de Minsk”, dijo a agencia rusa Interfax Pável Latushko, un miembro del presídium del CC.

Kolesnikova, música de profesión, es la única de la troika de mujeres que plantaron cara al presidente Alexandr Lukashenko durante la campaña electoral que sigue en Minsk, ya que la líder opositora, Svetlana Tijanóvskaya, está en Lituania, y Verónika Tsepkalo también se exilió tras las elecciones del 9 de agosto.

En una reciente entrevista con Efe, la opositora aseguró que no tenía miedo a que la detuvieran. “Conozco demasiado bien los últimos 26 años de historia de Bielorrusia.

Para mí fue una elección y un riesgo que tomé con todas las consecuencias. Pero el futuro de Bielorrusia merece luchar por él y sacrificar algunas comodidades. No lo lamento”, señaló.

Volver

Comentarios