test

Reunión de urgencia en Londres por la amenaza de descarrilamiento del 'brexit'

Publicado: 10 Septiembre 2020 | Visto 144 veces

La Unión Europea contraataca. Si el Gobierno de Boris Johnson sigue adelante con sus planes de introducir una nueva ley sobre el mercado interior que viola el protocolo para Irlanda del norte y el acuerdo de divorcio pactado, la UE acudirá a los tribunales. El mensaje del Ejecutivo comunitario tras las explicaciones recibidas este jueves durante una reunión de urgencia del comité mixto en Londres ha sido firme, contundente y muy claro.

Presentando el proyecto de ley, este miércoles ante el Parlamento británico, "el Reino Unido ha dañado gravemente la confianza entre la UE y el Reino Unido. Ahora le corresponde al gobierno del Reino Unido restablecer esa confianza", ha avisado el vicepresidente Maros Sefcovic tras el encuentro. Bruselas ha dado hasta finales de mes a Londres para cumplir con sus demandas.

Sefcovic ha viajado hoy a Londres para pedir explicaciones al Gobierno de Boris Johnson por el proyecto del ley que pone en duda varias disposiciones del pacto de divorcio, incluido el protocolo para proteger los Acuerdos de Viernes Santo en el Úlster.

"La Unión Europea quiere aclaraciones de Reino Unido sobre la implementación plena y a tiempo del Tratado de Retirada", ha explicado el portavoz del Ejecutivo comunitario, Eric Mamer, al anunciar la reunión extraordinaria de la Comisión Conjunta UE-Reino Unido que coordinan Sefcovic, por parte europeo, y Michael Gove, ministro británico para el seguimiento del Brexit, en representación de Londres.

Londres tensa la cuerda
Londres ha tensado las negociaciones ya de por sí complicadas al anunciar un proyecto de ley para modificar elementos del acuerdo de retirada que, a ojos de la Unión Europea, supondría de confirmarse una ruptura de los compromisos de Reino Unido en el marco del Derecho Internacional y un daño grave a la confianza necesaria para negociar el marco de la relación futura.

Los negociadores de ambas partes se encuentran en Londres desde el martes en la octava ronda para tratar de consensuar las condiciones de las relaciones bilaterales a partir de enero de 2021, cuando se produzca la ruptura definitiva.

Sin embargo, los contactos no han dado hasta ahora resultados significativos a pesar de que tanto europeos como británicos creen que sería necesario cerrar el pacto en octubre para que su tramitación legal se concluyera a tiempo para finales de año.

La Unión Europea, que en los últimos meses se ha quejado de que el Gobierno de Johnson se resiste a negociar las cuestiones claves para el futuro, también ha expresado esta semana su "grave preocupación" por la posibilidad de que Londres ignore sus compromisos del acuerdo de salida.

Volver

Comentarios