test

La OMS advirtió: La mortalidad en Europa por COVID-19 podría ser “cuatro o cinco veces superior a la de abril” si se suspenden las restricciones

Publicado: 16 Octubre 2020 | Visto 204 veces

“El tiempo apremia” en Europa ante el aumento de contagios, ingresos en hospitales y muertes por coronavirus, una situación “muy preocupante” según la OMS, que considera indispensables las restricciones para alejar el fantasma de un nuevo confinamiento general.

Los puntos rojos en el mapa de Europa aumentan cada día, al igual que las malas noticias procedentes de países que incluso habían logrado doblegar la primera ola, como Alemania.

“El número de casos diarios aumenta, los ingresos en los hospitales también. El covid es ya la quinta causa de muerte y se ha alcanzado el nivel de 1.000 muertos por día”, enumeró el director de la sección Europa en la Organización Mundial de la Salud (OMS), Hans Kluge, este jueves.

“Aunque registramos dos o tres veces más de casos al día con respecto al pico de la curva de abril, vemos que el número de muertes representa un quinto” de las contabilizadas en el momento más duro de la pandemia, admitió, sin embargo, el responsable.

Estas cifras se explican, según la OMS, porque ahora se realizan muchos más tests que en abril y porque hay muchos casos de contagio entre pacientes más jóvenes y menos vulnerables.

Sin embargo, y basándose en proyecciones, la OMS advierte que podría llegarse a un nivel de mortalidad “cuatro o cinco veces superior al de abril” si las restricciones se levantan de manera progresiva y prematura.

Evitar un nuevo confinamiento general

Este jueves, la comisaria europea de Salud, Stella Kyriakides, pidió a los países de la UE que hagan “lo necesario” para evitar un confinamiento generalizado.

“El tiempo apremia y todo el mundo debe hacer lo necesario para evitar los devastadores efectos sociales, económicos y sanitarios de un confinamiento generalizado”, dijo.

La posibilidad de un nuevo confinamiento total es algo que Europa no se puede permitir, según la OMS.

“No podemos mantener de forma duradera un confinamiento como el de marzo, que fue un parón. La presión y los daños colaterales en la gente fueron demasiado altos”, dijo Kluge.

Para ello, el responsable subrayó la importancia de las medidas que se están tomando en varios países europeos para frenar la transmisión.

“Son respuestas apropiadas y necesarias ante lo que nos están diciendo las cifras: la transmisión y el origen de las infecciones se produce en casas y en lugares públicos cerrados y entre las personas que no respetan las medidas de autoprotección”, dijo.

Volver

Comentarios