Dr. José J. Figueroa
test

Proyecto ‘Somos Felices’ Coman, Jueguen, Lean: Sus hijos los amarán

Publicado: 24 Marzo 2015 | Visto 1144 veces

‘Mis hijos no me hacen caso.’ ‘Mis hijos se meten en problemas.’ ‘¿Qué hago para que mis hijos me quieran?’ Estas son unas de las quejas de algunos padres quienes se refieren a algunos de sus hijos.

Si usted es uno de estos padres, esté articulo está escrito para usted. Si ustedes el padre de un pequeñito aún por crecer, esté articulo también está escrito para usted. Sigan esta receta y sus hijos los amarán.

 

Todo niño necesita que sus necesidades básicas sean cumplidas; aire, agua, y alimentación también ropa y un techo. Si éstas condiciones básicas que mantienen al niño vivo están implementadas ya está a la mitad del camino. Los hijos también necesitan empatía, aceptación, y comprensión; en otras palabras, AMOR. ¿Cómo puede usted como padre proveerles esto a sus hijos de una manera efectiva?

Coman con sus hijos. Comiendo juntos les ofrece una oportunidad de compartir mientras una necesidad básica se satisface; también provee una estructura en la cual el padre e hijo pasan TIEMPO juntos hablando de los eventos recientes en sus vidas y una oportunidad de procesar los pensamientos, las emociones, y las reacciones de esos eventos.

 

Juegue con sus hijos. El Dr. Landreth, un conocido ludo terapeuta, dice que el Juego es el lenguaje de los niños y que los Juguetes son sus palabras. Jugando con sus hijos les ofrece una oportunidad de ser testigo a las experiencias de sus hijos, que piensan ellos al respecto, como se sienten, y como responden a esas experiencias. Le ofrece al padre una oportunidad inmediata para lidiar con preocupaciones en el momento y de ser proactivos en las vidas de sus hijos.

 

Léanle a sus hijos. La lectura les ofrece momentos de tranquilidad. Al leerles a sus hijos, se les ofrece la oportunidad de implementar ciertas técnicas importantes como el escuchar, el estar quieto, el prestar atención, y el enfoque. Adicionalmente, se les introduce palabras nuevas que les expande su vocabulario. Los niños que tienen un vocabulario extenso son más capaces de expresarse verbalmente y menos propensos a comportamientos mal adaptados como el ser irrespetuoso, gritar, pelear, o golpear. Cuando los niños se expresan de una forma mal adaptada muchas veces está relacionado con la inhabilidad de expresar sus pensamientos y sus emociones verbalmente.

 

Comiendo, jugando, y leyendo juntos pueden ayudar a que sus hijos desarrollen las herramientas necesarias para comunicarse bien. En torno, con buena comunicación construimos relaciones fuertes. Cuando esto ocurre, “Somos Felices”.

Volver

Comentarios