test

El copiloto alemán sufría problemas psicológicos

Publicado: 27 Marzo 2015 | Visto 1196 veces
Andreas Lubitz, el copiloto alemán que presuntamente causó este martes la tragedia aérea de los Alpes franceses, rompió una baja médica para ese día y le ocultó su enfermedad a la aerolínea Germanwings.
 
La Fiscalía federal de Düsseldorf comunicó hoy que los registros practicados en las dos viviendas que frecuentaba Lubitz han servido para hallar varios documentos que arrojan luz sobre la situación personal del copiloto del vuelo 9525, que se estrelló con 150 personas a bordo cuando cubría la ruta entre Barcelona y Düsseldorf.
 
"Se aprehendieron documentos médicos que apuntan a una enfermedad y su correspondiente tratamiento médico", entre ellos "bajas médicas, actuales e incluso vigentes para el día de los hechos, hechas pedazos", describió la Fiscalía en un comunicado.
 
Los investigadores consideran que el copiloto trató de esta manera de "ocultar su enfermedad a su empleador y su entorno profesional".
 
La Fiscalía no dio cuenta de qué tipo de enfermedad aquejaba a Lubitz, de 27 años, aunque varios medios alemanes coincidieron en informar de que el copiloto sufría problemas psicológicos.
 
Lubitz, quien tenía dos viviendas compartía una con sus padres en Montabaur y otra propia en Düsseldorf, por cuestiones laborales- habría sufrido la burla y el acoso de sus compañeros de aerolínea, según reportaron medios de prensa alemanes.
 
"Andy Tomate" era el apodo con que algunos pares llamaban al joven, haciendo referencia a su pasado en esa misma compañía como auxiliar de abordo. "Él tenía muchas ambiciones, pero era considerado de segunda liga porque había sido auxiliar en la cabina de pasajeros", contó un amigo al diario alemán Bild.
 
Al parecer, Lubitz no era del todo feliz en su trabajo, según se desprende de esos medios europeos. Él pretendía realizar vuelos de larga distancia. "Su sueño era volar a San Francisco", contó un allegado del copiloto. Sin embargo, por su corta experiencia, sólo le permitían después de su interrumpido entrenamiento- hacer rutas en Europa.
 
Al parecer Lubitz hacía algunas semanas que había roto con su novia con la que llevaba siete años y con quien tenía planeado casarse.
Volver

Comentarios