test

En peligro de extinción mayor reserva de elefantes en África

Publicado: 03 Junio 2016 | Visto 1206 veces

La población de elefantes de la reserva Selous, en Tanzania, podría verse diezmada en un plazo de seis años si no se toman medidas urgentes para detener la caza furtiva. La información trascendió esta semana en un estudio del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés).

Selous, de una superficie de 50.000 kilómetros cuadrados, es el área protegida más antigua y extensa de África. Cuenta, además, con una de las mayores concentraciones del continente de elefantes, guepardos, jirafas, hipopótamos y cocodrilos, entre muchas otras especies.

"Su valor para Tanzania -y sin duda para el resto del mundo-, depende de sus poblaciones de animales silvestres y sus ecosistemas prístinos," dijo el Director de WWF-Tanzania, Amani Ngusaru, en un comunicado de prensa.

En 1970, 110.000 elefantes vivían en la zona. Según un censo realizado en 2014, sólo quedan 15.217 elefantes en el ecosistema de Selous.

Los paquidermos que pueblan ese santuario de la vida silvestre son una mina de oro para las bandas criminales que operan en el mercado ilegal del marfil y alimentan la demanda, principalmente en Asia.

La caza furtiva "a escala industrial" es responsable por la reducción de la población de paquidermos en un 90% en menos de 40 años, en la reserva que la Unesco declaró Patrimonio Mundial en peligro en 2014.

El informe, realizado por Dalberg Global Development Advisor para WWF, advierte, además, que la pérdida de elefantes en Selous, que contribuye al turismo y la economía local, hace peligrar 1,3 millones puestos de trabajo.

Los Estados Unidos anunciaron el jueves una prohibición casi total del comercio de marfil en su territorio."Esperamos que las demás naciones reaccionen rápidamente y de manera decisiva", declaró la secretaria estadounidense del Interior y Recursos Naturales, Sally Jewell.

Las asociaciones de defensa del medio ambiente celebraron la medida. "El marfil debe permanecer en los elefantes y queremos asegurarnos que este mercado esté cerrado", dijo John Calvelli, uno de los responsables de Wildlife Conservation Society, una ONG comprometida con la defensa de los elefantes.

Según Patrick Bergin, presidente de la ONG estadounidense African Wildlife Foundation (AWF), "las leyes severas contra la criminalidad ligadas a la fauna salvaje y su aplicación rigurosa son absolutamente esenciales para disuadir a los traficantes y los cazadores".

Pero "todos los países y sobre todo aquellos que están en el origen, el tránsito y el destino de los productos ilegales de la fauna salvaje tienen el rol de poner orden en su propia casa", agregó en un correo electrónico.

Volver

Comentarios