test

Casa Blanca anuncia visita del presidente Obama a España

Publicado: 06 Junio 2016 | Visto 1206 veces

Quince años han pasado ya de aquella imagen en la que Josep Piqué dobló el espinazo ante George W. Bush una, dos, tres, cuatro y hasta cinco veces. Era el 12 de junio del 2001 y el entonces ministro de Exteriores acudió al aeropuerto a recibir al presidente de EEUU. José María Aznar ocupaba el principal sillón de la Moncloa y las relaciones entre ambos países eran excelentes a ojos de los dos gobiernos, una sintonía que solo dos años después se plasmaría en la foto de las Azores y en el apoyo del Ejecutivo español a la intervención en Irak.

Bush no volvió a pisar España ni ese mandato ni el siguiente y han tenido que pasar 15 años para que otro presidente lo haga: la Casa Blanca anunció este lunes que Barack Obama visitará Madrid entre el 9 y el 11 de julio, cuando los partidos políticos españoles, según auguran todas las encuestas, estarán en plenas negociaciones para formar Gobierno tras las elecciones del 26 de junio.

En total han sido tres lustros en los que no se ha podido contar con la presencia de un mandatario estadounidense en la Moncloa debido, en gran parte, a la precipitada retirada de las tropas españolas del país árabe, que generó la mayor crisis entre Madrid y Washington de las últimas décadas.

El Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero intentó demostrar que había enmendado la situación al conseguir la entrada de España en el G-20 (todavía con Bush) y al lograr algún que otro guiño con Obama, como cuando le invitó al Desayuno Nacional de Oración (en febrero del 2010), pero fuentes del PP siempre han asegurado que si el líder demócrata no había visitado a Rajoy en la Moncloa desde 2011 era porque aún había resquemor por aquella crisis.

El comunicado emitido por el Gobierno estadounidense subraya que España es “un importante aliado” de EEUU y sostiene que la visita servirá “para resaltar la robusta cooperación en materia de seguridad” y los “fuertes lazos políticos y económicos que existen entre los dos países, así como entre sus pueblos”. El ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, ha declarado que la visita supone la “culminación de un proceso de normalización” de unas relaciones diplomáticas que estaban “deterioradas”.

Volver

Comentarios