test

Honduras: Juan Orlando Hernández, enfrenta las siete plagas de Egipto, ¡y se resiste!

Publicado: 20 Junio 2019 | Visto 203 veces

Por: Wilfredo Laínez Bueso. La situación en Honduras cada día se pone más crítico, el país está cayendo en una convulsión social que se puede volver incontrolable.

Juan Orlando Hernández parece estar perdiendo el control del país y su continuidad en el poder pudiera estar llegando al final.

Cada día se complica más, al presidente le llueve sobre mojado y las acciones que se generan por muchas razones generan conflictos que se pueden comparar con las siete plagas de Egipto, pero se resiste.

1. Las exigencias de la plataforma de lucha integrada por maestros y el sector salud y las marchas exigiendo varios puntos que aún no satisfacen las exigencias de los dos gremios.

2. La oposición que aprovecha cualquier acción para sumarse y provocar desórdenes intentando debilitar al mandatario presidencial.

3. Las tomas en carretera y los saqueos en empresas y centros comerciales en diferentes ciudades de Honduras.

4. El brote de una epidemia de dengue grave (Hemorrágico) y la debilidad del sistema de salud para hacerle frente y que ya suma casi un centenar de personas fallecidas, en su mayoría niños.

5. El paro indefinido del transporte pesado o de carga a nivel nacional, y las exigencias del cumplimiento de acuerdos por parte del gobierno.

6. Las protestas y tomas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras por parte de estudiantes y el peligro de perderse el periodo académico.

7. El desabastecimiento de combustible a nivel nacional está a punto de provocar el caos y paralizar la actividad económica de un país al borde del colapso.

8. Y para colmo de males, la huelga y brazos caídos manifestado por la policía quienes se han tomado varias instalaciones en exigencia al cumplimento de muchos acuerdos y beneficios que la cúpula policial han no ha cumplido.

Todo esto tiene al país al borde de una convulsión social y el peligro de caer en una desobediencia civil.
Ante todos estos acontecimientos el titular del poder ejecutivo, parece que no le inmutan y se resiste a escuchar el clamor de todo un pueblo.

Este miércoles, el transporte pesado o de carga se paralizo en su segundo día consecutivo a nivel nacional. Las gasolineras están casi desbastecidas y los dueños de automóviles abarrotaron cada estación de combustible tratando de cargar y mantener sus reservas.

En diferentes partes del país hubieron toma de carreteras y según reportes incendiaron las casetas de peaje del sector de Yojoa, carretera que comunica el norte con la capital Tegucigalpa.

Saqueos en diferentes tiendas del comercio en ciudades como San Pedro Sula y Tegucigalpa.

Volver

Comentarios